Deportes

Dolor en el Sardinero

El árbitro pita un penalti inexistente contra la UD Logroñés en el 91 que la apea de la Copa

Que hay días para casi todas las cosas… eso es un hecho sabido. Nada nuevo. El día del baile, de la sonrisa, del término medio, de la morriña, del sueño, del salto… Y este miércoles, justo este miércoles, se celebraba el día del dolor.

Pues eso… el día del dolor ha tenido un perfecto homenaje en el Sardinero. La UD Logroñés ha caído eliminada de la Copa del Rey tras un ejercicio de sufrimiento máximo que llegó a su punto álgido cuando árbitro asturiano Fernández Pérez señaló en el área visitante un penalti inexistente sobre Jon Ander de Víctor López. El delantero, al suelo; Víctor, expulsado por doble amarilla; Quique Rivero, al punto de penalti… y el técnico asturiano Iván Ania celebrando el favorcillo que entre ‘donpelayos’ suele producirse de vez en cuando, y más teniendo en cuenta que si llevas doce años pitando en Segunda B, lo de ascender lo ves como algo improbable, a no ser que te llames Pulido Santana y eleves la apuesta hasta límites insospechados.

Con ese ‘nopenalti’, los cántabros pasan a la ronda del premio gordo, y los riojanos se vuelven a casa habiendo celebrado por todo lo alto el día del dolor, pues se quedan descompuestos tras haber resistido como héroes sin capa durante 91 minutos. Y han visto como el 91 una mala decisión arbitral les dejaba fuera del torneo que alivia como pocos las arcas de cualquier club de Segunda B. No habrá un Primera ‘europeo’ en Las Gaunas.

Da haberlo sabido, quizás, el asunto hubiera quedado resuelto mucho antes. Porque sufrir ‘pa ná’ es tontería. Lo único que provoca morir ahogado en la orilla es darse cuenta uno mismo de que el esfuerzo no ha merecido la pena. Que diecisietes córners después, que tras haberse fajado con solvencia, después de que Bijimine y sobre todo Mikel Santamaría hayan recuperado el buen hacer en defensa… después de muchas cosas buenas en defensa, el equipo quedó apeado por una decisión que nadie puede controlar como es un claro error defensivo.

Eso pudiera parecer. Porque ante 10.000 espectadores, con un Racing rozando la perfección, con muchas cuestiones en contra, la UD Logroñés se vuelve a casa con una nueva derrota, y quizás con más motivos para no seguir sufriendo tanto. Pero lo cierto es que el día del dolor dura solo eso, 24 horas. Luego llega otro, y otro, y otro. Y en Santander la UD Logroñés por momentos parece haber hecho las paces consigo misma. No es el equipo ramplón, seco, flojo del arranque de liga. Fue intenso, bravo, sacrificado, en acción constante, con coraje, fuerza y garra. Una pena que no tuviera fútbol para superar a un rival a día de hoy superior en casi todas las facetas. Así que sin duda siempre hay motivos para sufrir, porque desde el dolor de la suplencia muchos jugadores parecen haber reaccionado. Solo el tiempo lo dirá.

Ficha técnica

Racing de Santander: Crespo; Buñuel, Óscar Gil, Figueras, Castañeda; Sergio Ruiz, Rivero; Hidalgo (Cejudo, min. 60), Enzo, Cayarga; y Jon Ander (Juanjo, min. 94).

UD Logroñés: Buigues; Juan Iglesias (Víctor López, min. 69), Bijimine, Santamaría, Flaño; Borja Sánchez, César Remón, Salvador, Ñoño; Olaetxea (Andy, min. 68) y Ander Vitoria (Marcos André, min. 81).

Gol: 1-0, min. 92: Rivero, de penalti.

Árbitro: Fernández Pérez (Colegio Asturiano). Ha expulsado al visitante Víctor López en el minuto 92 por doble amarilla. Ha amonestado al local Rivero (min. 77) y al visitante Borja Sánchez (min. 65).

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir