El Rioja

Rioja, en estado de ‘alerta vitivinícola’

Llega septiembre y La Rioja cambia el paso: la vendimia ya está aquí. Toda una región que, desde hace décadas, vive la llegada del otoño con la mirada fija en las viñas. Porque en esta tierra cuando se habla de vino la gente se pone seria.

La uva representa el 50% de la renta del sector agrario en La Rioja, las bodegas son el 13% del sector industrial, la superficie de viñedo está repartida entre más de 15.000 familias, más de 7.000 temporeros se acercan a La Rioja para trabajar en la vendimia e incluso la DGT se muestra indulgente con los tractores que llevan la uva a bodega permitiéndoles circular por vías cercanas a la capital en estos días. Son casi 65.000 hectáreas las dedicadas al viñedo, más de 600 bodegas las amparadas por la DOCa y un parque en roble de 1.368.000 barricas. Cifras que asustan y que dejan clara la importancia del vino en La Rioja.

2018 ha sido movidito en el viñedo. Pero eso es algo a lo que nuestros agricultores ya están acostumbrados tras unos años en los que no se ha conocido la tranquilidad: recordamos 2016 por el cosechón en el que se tiró uva de calidad al suelo y la de 2017 por la helada de San Prudencio que arrasó gran parte del viñedo riojano. Esta añada llega marcada por heladas en zonas concretas de la DOCa y, sobre todo, por las lluvias primaverales que han hecho que el mildiu y el oídio hayan atacado con saña a la vid.

Porque en el fondo, que quede claro, es la climatología la que marca los tiempos y la calidad de la uva. El agricultor vive septiembre con un ojo puesto en la viña y otro en el cielo. Ha sido siempre así y seguirá siéndolo toda la vida. Pero a días de la vendimia, este año llega con unas tres semanas de retraso con respecto al año pasado, todo parece controlado. Como nos comentaban desde el Grupo Rioja, “la labor realizada por los profesionales del campo y la mejora de la climatología en las últimas semanas han permitido superar los problemas sanitarios aparecidos en algunas zonas de la Denominación como consecuencia de la alta humedad”.

En NueveCuatroUno vamos a seguir el día a día de esta añada 2018. Con los primeros racimos de uva blanca ya en bodega, las estimaciones del Consejo Regulador hablan de una cosecha de 485 millones de kilos de uva. De los Obarenes a las laderas del Yerga, de Cripán a Cornago, La Rioja Alta, la Alavesa y la Oriental viven ya un estado de “alerta vitivinícola”. Allí estaremos, a pie de viña, mientras dure la recogida de la uva con nuestro Diario de Vendimia.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir