La Rioja

Tensión social en Cenicero: una familia recién llegada amenaza a los vecinos

Una familia recién llegada a Cenicero amenaza a los vecinos

Cenicero vive un verano atípico… La convivencia no está siendo la más fácil. Hace medio año llegaron a la localidad riojalteña varias familias de origen portugués y a partir de ahí comenzaron los problemas con los vecinos. Amenazas, riñas, peleas, robos, acoso a menores (les siguen y les graban con el móvil), quejas por cualquier asunto… son algunas de las situaciones que se suceden desde hace semanas, relatan varios vecinos que prefieren permanecer en el anonimato a NueveCuatroUno.

Hay miedo a represalias en las calles de Cenicero. Mucho. Los hechos han llegado hasta el punto de que hace unos días varios miembros de una de las familias, la más conflictiva, formada por tres menores y un matrimonio, agredieron a mujeres del pueblo. Un aspecto que ha sido ya denunciado ante la Guardia Civil.

“Hemos tenido muchas movidas. Hasta en la música se pelearon con otros portugueses”, cuenta otro vecino, quien apunta que Cenicero es “un pueblo tranquilo”. “Les da igual todo y han roto la tranquilidad de un sitio donde nos conocemos todos, que somos mil habitantes. La gente está muy preocupada”, añade.

La situación de tensión no mejora y esta ha desembocado en que un grupo de vecinos está recogiendo firmas para llevar a la Delegación del Gobierno y denunciar el problema. Desde el Ayuntamiento se admite que está habiendo problemas, pero “son temas complicados y complejos”, asegura el primer edil de la localidad, Pedro Mari Frías.

“La gente se queja con razón”, reconoce el alcalde, “pero desde el Consistorio no podemos echar a nadie del pueblo. Lo único que se puede hacer es tratar de hablar con la familia, como ya hemos hecho, para que mejoren su comportamiento y poner en conocimiento de la Guardia Civil el tema y que sean ellos los que juzguen y actúen”.

Los acusados de generar inseguridad ciudadana en Cenicero habían ido cambiando de residencia anteriormente por otras localidades y en la actualidad habitan en una casa de alquiler en la localidad vinatera.

Así, la convivencia en Cenicero no vive su mejor momento y el mal comportamiento de la conflictiva familia ha provocado incluso que sea prohibida su entrada a las instalaciones municipales de las piscinas. Una riña por el uso de un balón en las mismas fue el detonante de una fuerte discusión que acabó con una pelea a golpes: caras magulladas, moratones… y más nervios en todos los vecinos.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir