Deportes

Joserra, el portero con las camisetas más divertidas de toda España

Es bien sabido que José Ramón Barbero, portero del CP Calasancio, posee buenos reflejos, buen hacer en la portería y un toque de locura dentro del terreno de juego como cuando se dispuso a parar un penalti dándole la espalda al lanzador. Esta semana, ha salido a la luz la faceta más creativa de ‘Joserra’. El meta riojano salió al césped de La Planilla con una camiseta serigrafiada con la cara de Mickey Mouse en su partido con el CD Calahorra.

Foto: Twitter CD Calahorra

Esto no empezó esta temporada sino que Joserra lleva tiempo haciéndose sus propias camisetas. «El primer año que volví a jugar en el Calasancio, en la temporada 2005/06, me dieron la camiseta que viene con el equipo y recuerdo que me quedaba pequeña, no me gustaba, combinaba mal con todo y estaba incomodo jugando. Pregunté si me podía hacer una y, ya que me ponía, busqué la más rara que hubiese en la tienda. Había una rosa que me gustó y, como nadie llevaba de ese color por entonces, me compré una rosa y una blanca», explica.

«El entrenador de entonces, Nacho Ruiz, me decía que cómo iba a salir con eso a jugar», recuerda riéndose: «La verdad que eran camisetas que llamaban la atención, el público me decía cosas y era bastante divertido».

En cuento a los diseños, al principio no eran tan estrafalarios. Aun así, llamaban la atención como una de militar, otra a rayas con diferentes azules, otra blanca con rayas negras… «En principio cogía las de la marca que vestía el club, miraba el catálogo y elegía las que más me gustaban. Que fuesen diferentes y que no coincidiesen con los colores de los equipos de Tercera para no tener que cambiarlas», explica.

Pero fue hace unos años cuando comenzó a hacerse camisetas más divertidas por dos motivos. El primero, a raíz de uno de los momentos más especiales y felices para él: «Hace dos o tres años, cuando nació la nena, por acercarla un poco al futbol y que distinguiese a su padre, se me ocurrió la idea de hacer una más llamativa e hice una que parece una cebra o un dálmata».

«Cuando tuvo un año, le empezó a gustar Mickey Mouse. Se me ocurrió hacer una camiseta con él, la vi por internet, la compré y la llevé a serigrafiar para que pusiera el número, el escudo y la publicidad. Era para que me reconociese en el fútbol», añade.

Y el segundo es de ámbito deportivo. «El portero es un puesto especial y si puedes despistar al delantero un poco mientras va a tirar con una camiseta que es extraña, pues mucho mejor, como hacía Cañizares o Jorge Campos. Si sacas ventaja en algo bienvenido sea», explica.

Al ser preguntado sobre su favorita, lo tiene claro: «La que más me ha gustado y con la que más cómodo me siento es la de rayas en diferentes tonos de azul con el número de 16, que es cuando podíamos llevar dorsales libres».

Sobre su próxima camiseta, todavía no tiene claro cuál va a ser su diseño, pero los jugadores del Calasancio ya le están dando ideas. «La siguiente tiene que ser algo más original. Los compañeros ya me han sugerido algunas muy locas”, cuenta riéndose. «Cuando se acerque la nueva temporada ya iremos innovando», añade.

A pesar de todo el revuelo y los aspectos positivos que generó la foto con su camiseta, ha aprovechado su trabajo de profesor de Educación Física a jóvenes de 3º y 4º de la ESO y 1º de Bachiller en el Colegio Sagrado Corazón Jesuitas, para enseñarles el peligro de las redes sociales.

«Les he explicado a los chavales la incidencia que tienen las fotos en las redes sociales. De una imagen muy simple de principio de partido en la que están los capitanes con los árbitros, lo que ha degenerado y la incidencia que ha tenido por España e incluso fuera también», cuenta.

«Te hace ver lo importante que son y todo lo que mueven. Les he hablado sobre el cuidado que tienen que tener a la hora de subir fotos, porque si la mía, en lugar de llevar una camiseta de Mickey Mouse, hubiese llevado otro mensaje que pudiese ser ofensivo para alguien, seguramente me hubiese traído consecuencias negativas», asegura.

Comentarios
Subir