La Rioja

La Flagelación pasea su solidaridad por las calles de Logroño

Doce de la mañana de un domingo que no es como otro cualquiera. Es el último antes del Domingo en mayúsculas, ese en el que las hojas de palma anuncien que la Semana Santa ya está aquí. Un amplio grupo de personas se apila en el entorno de la parroquia logroñesa de Santa Teresita. La banda forma en la calzada y los costaleros de la Flagelación toman posiciones bajo la parihuela.

«Venga, hermanos; vamos a echarle arte a esto». Lo ha dicho el capataz, justo antes de rezar un Padre Nuestro y dar por iniciado el ensayo solidario de la Cofradía de la Flagelación. Apiladas sobre la parihuela, un buen puñado de cajas del Banco de Alimentos de La Rioja que llenarán los feligreses con su solidaridad mientras los costaleros y la banda ultiman los detalles de su procesión del Martes Santo.

Las ‘chicotás’, ‘revirás’ y marchas se suceden alrededor de la parroquia mientras el público, expectante, aguarda a que la parihuela se detenga para cargarla de alimentos que acabarán en la despensa de los más necesitados. Es el fruto de la operación ‘Échanos kilos’, una idea que nace desde su cuadrilla de portadores, haciendo un llamamiento popular no solo a cofrades y feligreses, sino a todos los logroñeses para que colaboren en esta iniciativa, pionera en la Semana Santa de Logroño.

Comentarios
Subir