La Rioja

Acto de entrega de los IX Premios del Consejo Social

El presidente del Consejo Social de la Universidad de La Rioja, José Luis López de Silanes, ha destacado la necesidad de «potenciar las vocaciones científicas» con motivo de la entrega de los IX Premios del Consejo Social de la UR celebrada este miércoles.

López de Silanes ha advertido del «interés por continuar aprendiendo a lo largo de toda la vida», constatando que la Universidad de la Rioja «ya viene impulsando desde hace varios años diversas iniciativas para adaptarse a esta nueva realidad, como reflejan también los premios concedidos en esta novena edición».

El Salón de Actos de la Escuela Superior de Ingeniería Industrial de la Universidad de La Rioja ha acogido una convocatoria anual que reconoce la labor realizada por los miembros de la comunidad universitaria y trata de fortalecer las relaciones con la sociedad riojana.

Su presidente ha agradecido la labor desarrollada «por las casi 80 personas que han formado parte activa» del Consejo Social de la UR, que este año celebra su XX aniversario, para, a continuación, subrayar que «la revolución digital está impactando en todos los sectores y actividades exigiendo nuevas competencias y cualificaciones profesionales».

«Estos premios caracterizan la esencia misma de la universidad y de su compromiso social»

Julio Rubio García, rector de la Universidad de La Rioja, ha asegurado posteriormente que el Consejo Social de la UR «promueve unos premios que caracterizan la esencia misma de la Universidad y de su compromiso social».

El rector de la Universidad de La Rioja ha agradecido, en su discurso, «la perspicacia del presidente del Consejo Social», José Luis López de Silanes, «al promover unos premios que caracterizan lo que es la esencia misma de una Universidad y de su compromiso social».

En este sentido ha señalado que «instituciones públicas y privadas que impartan docencia hay muchas, y en distintos niveles. Sin embargo, solo hay un tipo de institución que aúna de una forma sustancial docencia e investigación: la Universidad».

Sobre la investigación, ha advertido que «no hay investigación sin proyección internacional» y que, aunque, con la investigación «intentamos resolver problemas que están fuera de la Universidad, en la sociedad, este camino hacia el exterior se hace más patente cuando se trata de la transferencia del conocimiento hacia empresas e instituciones».

Finalmente, ha resaltado «una característica esencial de la universidad pública, algo que la diferencia drásticamente de otras instituciones privadas que puedan hacer investigación. Damos servicio y co-desarrollamos proyectos junto a cualquier entidad social que se acerque a nosotros. Somos públicos, somos para todos. Reflexionen sobre si eso no es una virtud que debemos preservar», ha concluido.

Los premiados

En esta novena edición han concurrido diecinueve candidaturas para las seis categorías existentes:

Premio a la colaboración universidad-empresa. Este galardón ha recaído en la Fundación Vivanco para la Cultura del Vino que ha suscrito con la Universidad de La Rioja –entre 2005 y 2013– cinco contratos de I+D en el ámbito de las Humanidades; colaborando, además, en la formación de posgrado (Máster en Turismo Enológico); el desarrollo de actividades de extensión universitaria (historia y cultura del vino, cine, arqueología y etnografía); las estancias de estudiantes mediante programas de cooperación educativa; o el acceso a la colección ampelográfica y al Centro de Documentación sobre el Vino.

Esta colaboración se completa con diversos acuerdos, como el suscrito con la Fundación Dialnet o para la promoción de la cultura del vino entre la comunidad universitaria.

Premio al estudiante. Este galardón ha recaído en Irene Santamaría Olivera, titulada en el Grado en Administración y Dirección de Empresas con Premio al Mejor Expediente Académico del Colegio de Economistas de La Rioja. Ha completado sus estudios con estancias becadas en el Instituto de Administración de Empresas de Poitiers (Francia), en Londres y en Corea del Sur.

Ha disfrutado de una beca de colaboración en el Departamento de Economía y Empresa de la UR y, actualmente, trabaja en Deloitte SL (Auditoría Financiera de Productos y Servicios). Ha participado en un campo de trabajo internacional en los Alpes franceses y ha completado su formación académica con estudios musicales y la práctica deportiva, logrando varios récords absolutos de La Rioja en marcha. Este premio está dotado con 600 euros.

Premio a la innovación docente. Este galardón ha recaído en las profesoras Edurne Chocarro de Luis, Rosa Ana Alonso Ruiz y María Teresa Pascual Sufrate, del Departamento de Ciencias de la Educación. por el proyecto ‘Aprendizaje Servicio Universidad: una actividad interdisciplinar en el Grado de Educación Infantil y Primaria’.

Este proyecto está dirigido a mejorar el aprendizaje de los futuros docentes a través del aprendizaje servicio, sensibilizándoles sobre el concepto de diversidad en el aula y estrechando los vínculos entre la Universidad y los centros educativos para mejorar la calidad del aprendizaje y prepararles para su futura profesión. Este premio está dotado con 2.000 euros.

Premio a investigadores emergentes. Este galardón, que reconoce la trayectoria de los investigadores menores de 40 años, ha recaído en David Gramaje Pérez, ingeniero agrónomo del Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino (ICVV). Premio Extraordinario de Doctorado y becario Fullbright, es responsable del Grupo de Investigación ‘Interacciones de la vid con el medio biológico’ (BIOVITIS) del ICVV.

Autor de 50 artículos publicados en revistas internacionales de impacto, su actividad investigadora se dirige a evitar o reducir los perjuicios económicos y medioambientales que ocasionan las enfermedades de la madera de la vid, mediante estrategias de manejo integrado, innovadoras y respetuosas con el medio ambiente, que aseguren el rendimiento y la calidad del cultivo de la vid. Este premio está dotado con 2.000 euros.

Premio a equipos investigadores consolidados. El jurado ha decidido otorgárselo al Grupo de Computación Científica (GRUCACI), fundado en 2008 por Juan Félix San Juan (Departamento de Matemáticas y Computación) y Martín Lara (Real Observatorio de la Armada).

Este grupo interdisciplinar está compuesto, además, por Montserrat San Martín (Universidad de Granada), Rosario López (Escuela Universitaria de Enfermería, CIBIR), Iván Pérez (Departamento de Ingeniería Eléctrica), Eliseo Vergara (Departamento de Ingeniería Mecánica) y Roberto Armellin (incorporado gracias a una acción Marie S. Curie de la Comisión Europea).

GRUCACI trabaja en el ámbito de la computación científica aplicada a la Astrodinámica, la Bioinformática y la Química mediante alianzas con organizaciones de carácter internacional. La Agencia Espacial Europea (ESA) le ha encargado un proyecto para la determinación ágil y precisa de la posición actual y futura de los satélites artificiales y restos de basura espacial en órbita en torno a la Tierra. En los últimos tres años, los integrantes de GRUCACI han presentado 76 comunicaciones en congresos, han publicado 40 artículos científicos y 5 monografías, han dirigido 5 tesis doctorales y han participado en 14 proyectos de investigación, 8 de ellos internacionales. Este premio está dotado con 2.000 euros.

Premio a la transferencia del conocimiento. El jurado ha decidido otorgárselo al Grupo de Investigación de ‘Análisis de Procesos y Quimiometría’ de la Universidad de La Rioja, liderado por los catedráticos Consuelo Pizarro Millán y José M.ª González Sáiz y formado, además, por Isabel Esteban Díez e Irene Arenzana Rámila. Desarrolla una intensa labor investigadora en el principalmente en el campo de la industria agroalimentaria y, en concreto, la Tecnología Analítica de Procesos, con el objetivo de impulsar la transferencia de resultados científicos y tecnológicos a escala industrial.

En este sentido, se ha centrado en la optimización de procesos y productos junto con el desarrollo de soluciones personalizadas tanto analíticas como en el campo de la ingeniería. Su trayectoria de transferencia de resultados de investigación comenzó en 1992 con el primer contrato firmado por la UR en colaboración con empresas. Ha llevado a cabo más de 20 proyectos vinculados con empresas, creando redes de cooperación a nivel internacional habiendo trabajado con empresas alemanas, francesas, italianas, colombianas, peruanas y españolas.

Entre otros, han llevado a cabo proyectos para para obtener la ‘huella sensorial’ de los vinos de alta gama, evitando el ‘sabor a corcho’ y el carácter Brett; para identificar los marcadores que distinguen geográficamente al aceite de oliva virgen extra de la DOP Aceite de La Rioja; o para garantizar el origen del café de Colombia y Perú.

En su conjunto estos galardones pretenden reconocer anualmente la excelencia e innovación de la comunidad universitaria, tanto de los estudiantes como de los ejemplos de colaboración Universidad-Empresa, de Innovación Docente, Investigación y Transferencia del Conocimiento.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Subir