Los planes de 941

La experiencia de la poda, en Bodegas Lecea

En Bodegas Lecea creen que la calidad de nuestros vinos procede del mimo con el que cuidan sus viñedos. Tras la recogida del fruto de la vid y la caída de las hojas la viña se prepara para un merecidísimo descanso. Su savia desciende lenta por su tronco hasta resguardarse del invierno. Llega el momento de ‘La Poda’ y de descargar a la planta del peso de sus sarmientos.

«Queremos compartir con vosotros esta técnica tan antigua como es ‘La Poda’, un arte que consigue que nuestras vides crezcan fuertes y sanas un año más», señalan desde Bodegas Lecea. Y tras el esfuerzo, llega la recompensa: almorzaremos y comprobaremos los resultados de nuestros cuidados catando varios de nuestros vinos en los calados centenarios excavados por nuestros antepasados y que hoy día siguen aportándoles la estabilidad para su perfecta evolución.

bodegas-lecea

Subir