La Rioja

La ‘maldita hemeroteca’ de los populares por el chalé de Sanz en Villamediana

Pedro Sanz, respondiendo a una pregunta de Miguel González de Legarra (entonces diputado y presidente del PR+) en el Pleno del Parlamento de La Rioja, el 6 de febrero de 2013:

  • «Esa finca tiene permisos dados por alcaldes socialistas y alcaldes del PP».
  • «Hay más de setecientas irregularidades en Villamediana y usted únicamente habla del presidente de esta Comunidad Autónoma. ¡Y hay más de setecientas irregularidades! (…) ¡Que hay edificaciones de exconcejales socialistas! ¡Y ustedes únicamente acosan al presidente de esta comunidad a ver si tiene alguna  irregularidad!».
  • «Yo voy a pedir que hagan de todos, ¡absolutamente de todos!, ¡de los setecientos o de los ochocientos!, porque quiero que me traten con igualdad. ¡Exactamente igual! ¡Que en nada me favorezcan y que no me perjudiquen, ni a mí ni a los que están a mi alrededor!».

Rubén Gutiérrez, al tomar posesión de la Alcaldía, el 3 de octubre de 2015:

  • «La denuncia de PSOE e IU quiso perjudicar a una persona (Pedro Sanz) y ha afectado a otras. Y sabían que el Plan General se hizo con la Ley en la mano; no se legalizó un chalé sino 300 con los 5 sectores dispersos que se crearon».
  • «La Fiscalía mandó investigar veinte casetas ilegales. Nos requirió vigilancia y la hicimos. Ahora estamos valorando cómo solucionar el tema porque puede haber casas que no deban estar donde están».

Tomás Santolaya, al renunciar a su escaño como concejal de Villamediana (16 de enero de 2016):

  • «Dejo mis responsabilidades con la satisfacción de haber dado lo mejor de mí en este Ayuntamiento». 
  • «He servido al pueblo y sus vecinos con la mayor dedicación posible y mis mejores intenciones para favorecer el desarrollo y bienestar».

Antonio García Royo, exconcejal del PR+ expulsado por su partido tras votar a favor del PGM:

  • «A mí la casa de un vecino, se llame Pedro o se llame Luis, no me influye para votar al favor de un Plan General».
  • «La COTUR nos dijo que hasta que no aprobáramos un PGM no nos iban a aceptar más remiendos a normas subsidiarias». 
  • «Estábamos atados de pies y manos; hicimos lo que teníamos que hacer».

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Subir