La Rioja

Ayuntamiento de Calahorra: «Un sistema de climatización es un lujo para un calabozo»

El Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Calahorra ha salido al paso de las críticas emitidas en un informe del Defensor del Pueblo en el que se recomendaba al Consistorio que los agentes no entren en la zona de los calabozos armados, que las mantas que se entreguen a los detenidos sean nuevas y que se cambie el diseño del Libro Registro de detenidos, señalando que se trata de apreciaciones para «mejorar el servicio que se presta a los detenidos», aunque no responde sobre el asunto más destacado: la entrada de agentes con armas a estas dependencias.

«El Libro Registro que actualmente se utiliza cuando un detenido ingresa en el calabozo consta de todos los elementos necesarios para garantizar una exposición completa sobre los propios detenidos y sobre las circunstancias que rodean dicho ingreso, como es el reflejar los datos personales, las características físicas del detenido (altura, peso, pelo, si tiene alguna cicatriz o tatuaje, etc.), si tiene alguna adicción a sustancias y drogas o incluso si padece alguna enfermedad contagiosa», han aclarado en un comunicado.

Asimismo, han proseguido en su explicación, se hacen constar las pertenencias (para las que existe un armario individualizado, bajo llave, de cada celda, en lugar de utilizar bolsas con autocierre), etc., así como cualquier otra circunstancia que los agentes encargados de practicar la detención consideren conveniente»

En cuanto al uso de mantas nuevas, el Equipo de Gobierno calagurritano señala que cada cierto tiempo se renuevan las mantas existentes, que se cuenta con un servicio periódico de lavado de mantas y que siempre se desechan las que hayan podido ser utilizadas por algún detenido que padezca una enfermedad contagiosa.

También se hace constar en el informe del Defensor del Pueblo alguna circunstancia como la instalación de un sistema de climatización en los calabozos y la instalación de cámaras de seguridad en el interior de las celdas. En este sentido, han indicado desde el Ayuntamiento, entienden que «la instalación de un sistema de climatización es un lujo totalmente innecesario en un calabozo».

Por otro lado, han añadido, «entendemos que la colocación de una cámara de seguridad en el interior de la celda sería menoscabar en cierto sentido al propio detenido y lo consideramos ciertamente denigrante, puesto que se expondrían ante una cámara incluso las necesidades fisiológicas de los detenidos. Ya existen cámaras de seguridad en todas las dependencias por las que pasa un detenido desde que ingresa en la Comisaría, habiendo incluso una cámara de seguridad que visualiza las puertas de todas las celdas, sin necesidad de enfocar el interior de las mismas».

«Debemos destacar que el informe del Defensor del Pueblo también incluye un apartado relativo a las buenas prácticas que han observado en cuanto al trato a los detenidos y a las instalaciones de los calabozos, por lo que sus sugerencias no dejan de ser proposiciones que sirvan para mejorar estas buenas prácticas que ya se están efectuando», han concluido en su nota.

Subir