La Rioja

Lucha biológica, endoterapia y confusión sexual para las plagas en zonas verdes logroñesas

El concejal de Medio Ambiente y Eficiencia Energética, Jesús Ruiz Tutor, ha presentado el procedimiento que sigue el Ayuntamiento de Logroño para afrontar las plagas en zonas verdes, «basado en una gestión integrada que aplica métodos sostenibles para mantener las poblaciones de plagas por debajo de umbrales de sostenibilidad».

El concejal ha manifestado que la situación de las plagas, enfermedades y malas hierbas «se mantiene en límites normales”.
Entre otros principios, la gestión integrada se rige por anteponer los métodos biológicos y físicos a los métodos químicos; sólo se aplicará cuando se supere el nivel de población de la plaga; y sólo se utilizan productos autorizados».

Ruiz Tutor ha explicado los métodos de control que se utilizan en las zonas verdes de Logroño:

Limpieza con jabón potásico. Cuando la población de pulgones y cochinillas en diversas arboledas llega a ser exageradamente molesto para los ciudadanos se realiza una limpieza del ramaje con jabones potásicos. Este tratamiento limpia de melaza el árbol a la vez que reduce la población de pulgones o cochinillas.

Lucha biológica. La lucha biológica contra las plagas consiste en la utilización de depredadores, parasitoides y otros organismos vivos que son capaces de controlar de manera natural las plagas que atacan a nuestras plantas, sin perjudicar el medio ambiente.

Endoterapia. La Endoterapia vegetal es un método terapéutico de tratamientos fitosanitarios del arbolado urbano, que consiste en la inyección del producto fitosanitario y/o abono directamente en el sistema vascular de la planta. Destaca por la ausencia de nebulización o atomización de productos químicos en el ambiente, suelos y aguas, así como ser totalmente inocua para la salud de las personas y animales, pudiéndose utilizar a cualquier hora del día.

Confusión sexual. Actualmente, se está fomentando el uso de feromonas como una herramienta más que permita el manejo de las plagas forestales, utilizando técnicas no contaminantes con el medio ambiente y dentro de la estrategia global de control integrado de plagas. Se utiliza, sobre todo, para el control de la procesionaria del pino.

Otros métodos. Trampas de captura de orugas, romper los bolsones mediante balines o la retirada manual de bolsones.

Ruiz Tutor ha recordado, además, que el Ayuntamiento de Logroño está en la vanguardia nacional en la experimentación de nuevos procesos de control de malas hierbas por procedimientos con ausencia de glifosatos, como son la utilización de ácidos acéticos (vinagres concentrados); espumas biodegradables a altas temperaturas, deshidratadores mediante agua caliente, vapor o quemadores.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Subir