Firmas

Mejor fuera que dentro

La diferencia entre fuera y dentro puede marcar una vida. Que pregunten a los culés por la mano de Gabi dentro del área el pasado miércoles: penalti, ¿gol?, eliminatoria al bolsillo y billete a semifinales de la Champions. Por suerte, las decisiones que se toman en el Parlamento de La Rioja no son tan trascendentes como las del colegiado Rizzoli en el Calderón y la presidenta Ana Lourdes González cuenta con una mano de hierro que para sí quisiera Clint Eastwood cuando interpretaba al sargento Highway.

«Vamos a proceder a la votación». Así, sin anestesia ni previo aviso. Y claro, a los diputados Juan Calvo (Podemos) y Félix Caperos (PSOE) les pilló el tema en la pequeña cafetería (un lugar inhóspito sin camareros que los periodistas sólo aspiramos a imaginar porque no se nos permite la entrada) de la Cámara riojana. «No estaban dentro del hemiciclo cuando hemos empezado a votar». Y la diferencia entre fuera y dentro puede marcar una vida. Unos centímetros aquí o allá siempre acaban teniendo su importancia.

Echaron a correr ambos por el pasillo como si el amor de su vida estuviera a punto de coger un avión para viajar al otro lado del océano y no regresar, pero no llegaron. Se saltaron todos los controles del aeropuerto mientras una segurata negra, bajita y regordeta intentaba frenarlos a gritos, tiraron dos puestos de revistas, subieron por las escaleras normales y no por las mecánicas porque estas estaban atestadas de gente, perdieron una chaqueta por el camino… pero no llegaron y sólo pudieron ver el Boeing 747 despegar con destino a ninguna parte.

Ana Lourdes reía como esa madre cuyo hijo deletrea W-E-L-C-O-M-E y dice «alfombra» porque no le quedaba otra. Calvo y Caperos la miraban con ojos de corderitos degollados pidiendo clemencia. «A ver si cuela la carrerita…», pensaban. Pero qué iba a colar. Levantaban los dos la mano sin saber si iban a acabar votando alguna propuesta parlamentaria o siendo registrados por la Guardia Civil en una carretera comarcal, mientras Ana Lourdes seguía riendo. Seguían intentando los diputados actuar como si no pasara nada y todo fuera normal hasta que les mandaron a sus asientos cuasi castigados.

«Vamos a proceder a la votación». Otra vez. La primera no contaba por el revuelo. Calvo y Caperos se sentían a salvo en sus escaños junto a sus compañeros de partido y volvieron a votar. Qué ilusos. Miró entonces seria la presidenta del Parlamento al socialista Ricardo Velasco: «Esos votos no se cuentan». Si llega a contarlos, le saca las tripas allí mismo y las pone en el atril principal para enseñarles la lección a todos. Resultado: 16 votos a favor, 14 en contra. En realidad no contaban para nada porque ellos también iban a votar a favor, pero quizás querían que sus manitas levantadas contaran por si había partido de vuelta en casa.

Tanto se animó la sesión con el protestado fuera de juego de Caperos y Calvo que el portavoz de Ciudadanos, Diego Ubis, le tomó el relevo a su compañera de filas, la siempre pizpireta pero ayer desaparecida Rebeca Grajea de la Torre, y se puso a filosofar como si ya supiera que los dos diputados ausentes en esa votación habían visto partir un avión a ninguna parte. «Cuando los pilotos no tienen un plan de vuelo hacen una navegación visual e instrumental», le dijo al Gobierno como haciendo una metáfora de sus políticas, al tiempo que parafraseaba al consejero de Educación, Abel Bayo, pidiendo «poner la utopía en el horizonte para poder avanzar».

Pusiera donde pusiera la utopía Ubis, fue imposible que esta estuviera en un lugar más alto que la última intervención del protagonista de este jueves, Félix Caperos. El socialista llamó «indecente» a Tomás Martínez Flaño (Ciudadanos), este le pidió que retirara esa palabra y le acabó haciendo caso: «Retiro esa palabra, pero su intervención no tiene un pase y ha sido vergonzoso». «Pues ahora sí que lo has arreglado», dijo Ana Lourdes mientras volvía a reír. Y todo terminó en un suspiro con otra votación tan normal como monótona y aburrida para intentar cambiar La Rioja sin cambiar nada.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Subir