La Rioja

CCOO considera “inaceptables” las “amenazas” de Altadis

El sindicato CCOO de La Rioja ha señalado este sábado que considera “inaceptables” las “amenazas” que Altadis ha manifestado esta semana al anunciar que iniciará formalmente la próxima semana el procedimiento de despido colectivo dentro de la normativa laboral actual, que afecta a 471 trabajadores de la fábrica riojana de Agoncillo, cuyo cierre se prevé el próximo 31 de diciembre.

La compañía tabaquera ha explicado que ha tomado esta decisión “ante la falta de acuerdo en el seno de la cláusula de garantía”, es decir, “de las condiciones del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) aprobado en el año 2009 y las condiciones acordadas en el mismo”. Desde CCOO consideran este movimiento precipitado, ya que aún no ha dado respuesta a los planteamientos de viabilidad presentados por los sindicatos, por lo que resulta “inaceptable” que la dirección anuncie la apertura de un periodo de consultas de manera inmediata.

En un comunicado, ha indicado que sería “un error”, en las circunstancias actuales, forzar un período de consultas con un resultado incierto para todas las partes. “En el momento en el que la reforma laboral entró en vigor, se eliminó la intervención de la autoridad laboral en los procesos regulación de empleo, con lo que se facilitaba el despido”, ha recordado este sindicato, para poner como única alternativa de los trabajadores llevar al juzgado los despidos impuestos en los nuevos periodos de consulta, generando graves conflictos sociales y de difícil solución, como los de Roca, Tele Madrid o Coca Cola.

“La búsqueda de alternativas para el mantenimiento del empleo siempre necesita de periodos de negociación amplios, que la actual reforma laboral impide una vez iniciado el proceso”, ha añadido, señalando además que si Altadis se empeña en forzar la situación, CCOO exigirá a la administraciones central y autonómica que “intervengan con todos los recursos a su alcance, para que el expediente no sea admitido”.

“Gracias a la reforma laboral aprobada por el PP, una empresa con beneficios millonarios y sin acreditar causas, puede cerrar dejando en la calle a cientos de trabajadores”, han concluido desde CCOO, para calificar esta medida como “innecesaria, injusta con los trabajadores, e inútil para la creación de empleo”.

Subir