Firmas

Primer día de colegio

Primer día de colegio en el Parlamento de La Rioja. Sin mochilas de ruedas al estilo de la jueza Mercedes Alaya, pero con la Constitución y el Estatuto de Autonomía como libros de texto a seguir durante los próximos cuatro años. Así se ha abierto el curso político en la comunidad. La primera tarea para los 33 alumnos: elegir al delegado de la clase. Sin sorpresas ni sobresaltos. Ana Lourdes González presidirá el Pleno con los votos a favor de PP y Ciudadanos. La hasta ahora diputada regional, senadora y alcaldesa de Ribafrecha será la encargada de llevar la batuta en las sesiones de esta legislatura.

Nadie ha faltado a la cita (apenas funcionaba el 3G). Familiares, compañeros de partido y periodistas han llenado el antiguo Convento de la Merced para acompañar a los chavales en su primer día. Estaban todos: repetidores y recién llegados. Los roles se irán disipando a lo largo de los primeros meses aunque algunos ya se atisban.

  • El chico guapo: Diego Ubis (Ciudadanos).
  • La chica guapa: Ana Carmen Sainz (Podemos).
  • El repetidor: Pedro Sanz (PP), con 24 años como diputado a las espaldas.
  • El alumno aventajado: José Ignacio Ceniceros (PP), candidato con más posibilidades de convertirse en presidente de La Rioja.
  • El malote: Jesús María García (PSOE). Tenía muchas papeletas de obtener este galardón Germán Cantabrana como líder de Podemos, pero el socialista se ha llevado este calificativo al ser el único que ha prometido su cargo por imperativo legal como republicano.
  • El niño nuevo: Raúl Díaz (PSOE). Diputado más joven y primer secretario en la Mesa que ha abierto la sesión.

Falta por conocerse quién es el listo, el más aplicado y el gracioso (la ausencia del regionalista Rubén Gil Trincado ha sido clave para dejar libre este puesto).

A modo de legado familiar, Germán Cantabrana ha ocupado el mismo sillón que hasta hace menos de un mes pertenecía a su tío, el presidente del PR+, Miguel Gónzalez de Legarra, presente entre el público de la sesión. Justo a su izquierda se han colocado los diputados de Ciudadanos. El cambio propuesto por la formación naranja podrá regenerar la democracia o no, pero lo que es seguro es que llega con gafas en los hombres (tres de tres).

Algunos con una postura más esbelta que otros (premio para el alcalde de Calahorra, Luis Martínez Portillo, en este aspecto), han pasado todos los diputados a jurar y prometer su cargo. Ana Santos por «la regeneración democrática» y los miembros de Podemos «hasta poner las instituciones al servicio de la gente». «Por los derechos humanos y de las mujeres», ha añadido Natalia Rodríguez. La recién llegada Carmen González Cuevas parecía que iba a ser el verso suelto del PP al ser la única en prometer su puesto, hasta que ha llegado el presidente del partido, Pedro Sanz, y ha hecho lo mismo. Menos mal.

Los únicos abucheos del público se los ha llevado Ana Carmen Sainz, diputada de Podemos. Tres veces habían tolerado la coletilla del servicio de la gente hasta que a la cuarta no han podido más. Salvo esa anécdota, el buen rollo reinaba en la Cámara. En los comienzos siempre hay nervios. Son difíciles. Pero la ilusión y las ganas por abrir una nueva etapa en la política riojana han sido patentes en esta apertura del curso. Saludos entre (casi) todos los diputados, bromas y conversaciones que antes apenas se daban en un aire excesivamente polarizado entre Gobierno y oposición. Las ventanas se han abierto en el Parlamento. Ha entrado aire nuevo. Incluso el sol ha salido para permitir que todo terminara en varias terrazas del centro.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Subir