Sucesos

La Guardia Civil identifica a un menor que robaba móviles para vendérselos a su familia

Efectivos de la Guardia Civil en La Rioja han investigado a nueve varones y cinco mujeres, con edades comprendidas entre 17 y 68 años, de diferentes nacionalidades y residentes en Calahorra, como presuntos autores, en diferentes grados de participación, en los delitos de robo con fuerza y receptación.

La actuación llevada a cabo por agentes del Área de Investigación del Puesto Principal de Calahorra se inició a raíz de producirse sendos robos con fuerza en un bazar y en una tienda de telefonía móvil de la localidad, en los que se llegaron a sustraer un total de 24 teléfonos móviles de alta gama, un ordenador portátil y dinero en efectivo.

Durante las inspecciones técnico-oculares llevadas a cabo se pudo constatar que, autor o autores desconocidos, habían accedido al bazar mediante la fractura de la puerta de entrada, mientras que al establecimiento de telefonía móvil lo habían hecho mediante la rotura del escaparate con una tapa de alcantarilla.

El análisis efectuado a toda la información recopilada permitió identificar a uno de los autores, siendo este un varón, menor de edad, con un amplio historial delictivo. Los investigadores siguieron el rastro del IMEI de los teléfonos sustraídos y, tras diversas actuaciones con las compañías telefónicas que operan en España, averiguaron que varios de los terminales habían sido adquiridos por familiares del menor implicado en el robo a la tienda de telefonía.

Además, los agentes descubrieron que el propietario de un comercio de la localidad, con antecedentes por receptación, había adquirido y vendido entre su clientela otra parte de los teléfonos sustraídos.

Las diligencias han sido puestas a disposición de la Autoridad Judicial y de la Fiscalía de Menores. La investigación continúa abierta.

Subir