Educación

La nota más alta de la EBAU riojana estudiará un doble grado en Valencia

Rebeca Palacios.- Irene Virón, alumna del IES Duques de Nájera de Logroño, ha logrado la nota más alta de la EBAU en La Rioja, con un 9,950 gracias al cual prevé estudiar el doble grado de Matemáticas más Administración y Dirección de Empresas (ADE) en la Universidad Politécnica de València.

“Me esperaba buena nota, porque había trabajado mucho y tenía un objetivo alto, pero no pensé que lograría la más alta”, ha reconocido este viernes a EFE esta estudiante, quien tenía una media de 10 en Bachillerato.

En la fase obligatoria de la EBAU Virón ha sacado un 9,875, una nota solo superada en La Rioja por Saúl Cuende, del IES Hermanos D’Elhuyar, quien ha logrado un 9,880 (y una nota final de EBAU de 9,916). Para esta estudiante, conseguir estas calificaciones no es algo que se limite “a dos semanas, son dos años de trabajo previo, que han tenido su recompensa”. En su caso, la recompensa ha sido una nota final de 13,95 para acceder a unos estudios que el curso pasado tuvieron una nota de corte de 13,18.

“Estoy muy contenta, he elegido estos estudios porque la economía y las finanzas siempre me han gustado, los números también, y en Bachillerato he tenido una profesora de matemáticas que ha hecho que me gustasen aún más”, ha relatado.

Durante el curso escolar no ha estudiado con una planificación específica, ha reconocido, pero siempre ha llevado las materias “al día”, para lo que ha necesitado “mucho esfuerzo, mucho trabajo y, sobre todo, una buena organización para llegar a todo”.

Sus familiares, compañeros y amigos están “entusiasmados” con su nota, que le permitirá dedicar el verano a “viajar, disfrutar y estar con los amigos”. Ha resaltado que está “muy orgullosa” de su nota y ha animado a los estudiantes a trabajar duro, “porque el esfuerzo merece la pena”.

El ‘top’ de la fase obligatoria se queda en la UR

Por su parte, el alumno Saúl Cuende, quien tenía una media de 9,940 en Bachillerato, ha dicho a EFE que, aunque salió “muy contento” de los exámenes, lograr la mejor nota de la fase obligatoria en La Rioja ha sido para él “una auténtica sorpresa”.

Con su nota final no tendrá problema para cumplir su sueño de estudiar una ingeniería, “seguramente Mecánica y en la Universidad de La Rioja (UR)”, porque le gusta mucho vivir en Logroño.

Cuende ha puntualizado que la organización para estudiar le ha “venido dada”, porque el curso ha sido “un no parar de exámenes: acabar uno y empezar con el siguiente”. Por ello, ha indicado, preparar la EBAU solo le supuso repasar durante dos o tres semanas todo lo que ya había ido estudiando durante segundo de Bachillerato, que, según ha reconocido, ha sido “durillo”.

“Si no te esfuerzas, es complicado llegar; me ha costado más la asignatura de historia, pero en la EBAU me ha salido bien”, ha dicho este estudiante del IES Hermanos D’Elhuyar. Para él, la EBAU empieza en septiembre de primero de Bachillerato, “no es solo un examen que se hace al acabar el segundo curso, son dos años de preparación”.

Sus padres están “muy sorprendidos y muy contentos” con su nota, que le permitirá relajarse con los horarios y dedicarse a aficiones que no ha podido disfrutar en los últimos meses, como leer y hacer deporte.

Subir