El astro

San Bernabé meón: la lluvia vuelve a escena, con temperaturas frescas

EFE/Raquel Manzanares

Tras un fin de semana dominado por una dana, la inestabilidad persistirá por la entrada de aire frío del norte, que junto a una vaguada en altura, dejarán, al menos hasta el miércoles, lluvias y tormentas en amplias zonas del país y un ambiente muy fresco, con valores hasta 10 grados por debajo de lo normal para estas fechas.

“Son temperaturas más propias de abril”, ha precisado Rubén Del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), quien ha resaltado que a partir del jueves y el resto de la semana los valores serán ya los correspondientes a esta época del año.

En La Rioja, San Bernabé volverá a procesionar por Logroño acompañado por el apelativo ‘meón’, ya que la inestabilidad amenaza con dejar algún que otro chubasco durante el recorrido del patrón por las calles de la capital. No será una jornada especialmente lluviosa, pero está en manos del santo que los banderazos no precisen de paraguas este año. Las previsiones de la Aemet no reflejan precipitaciones en Logroño a partir de las doce de la mañana -cuando se pone en marcha la procesión, pero raro será que el sol se asome a la vida logroñesa en esa franja horaria.

En cuanto a las precipitaciones, los próximos días predominarán las lluvias, sobre todo en el interior, este peninsular y en las Islas Baleares, y no será hasta el jueves cuando el ambiente se prevé más estable con predominio de sol y apenas algunas precipitaciones residuales, ha avanzado Del Campo.

Este lunes, las lluvia es la protagonista en numerosas zonas y, así, las mayores cantidades de precipitación se están registrando en la zona centro de la península, donde destacan los 30 litros por metro cuadrado recogidos en el puerto de Navacerrada hasta las 8:00 de esta mañana.

El portavoz de la Aemet ha avanzado que a lo largo de esta jornada persistirán los chubascos intensos en el centro y en el este peninsular, con posibilidad de que vayan acompañados de granizo y de que en el interior de la Comunidad Valenciana sean muy fuertes, hasta 40 litros por metro cuadrado en esa zona en tan solo una hora.

El ambiente será fresco en capitales de provincia como Burgos, A Coruña, San Sebastián, Pamplona, Santander, Soria y Vitoria, donde los termómetros apenas oscilarán entre los 18 y 19 grados.

El martes seguirán las lluvias, más débiles en el norte de la península, y con chubascos tormentosos en el este de la península y en Baleares, más fuertes en el sur de Aragón, Comunidad Valenciana, Región de Murcia, este de Castilla-La Mancha, Andalucía oriental y norte de Cataluña, mientras que en el oeste peninsular el tiempo estará más tranquilo.

Este día, el ambiente será fresco para la época y tan solo se superarán los 30 grados en puntos de los Valles del Guadiana y del Guadalquivir. Por el contrario, en el este y norte de la península las máximas estarán entre 5 y 10 de grados por debajo del promedio normal de estas fechas.

El miércoles será una jornada similar con cielos nubosos en el Cantábrico y alguna lluvia débil e inestabilidad concentrada de nuevo en el este de la península y en las Baleares. Los chubascos más intensos se darán en el norte de Cataluña e interior del sureste de la península, más o menos las mismas zonas que el día anterior.

Las temperaturas seguirán sin grandes cambios, con tiempo fresco para la época y en donde Vitoria, Teruel, Soria, Santander, Pamplona, Oviedo, Lugo, León, San Sebastián y Burgos no pasarán de 17-18 grados; Por el contrario, en puntos del Valle del Guadalquivir se podrá alcanzar los 32 grados.

A partir del jueves, habrá una “tendencia hacia un tiempo más estable”, ha señalado el portavoz, para añadir que a pesar de que este día las lluvias quedarán acotadas al extremo norte por el paso de frentes, aún se pueden formar chubascos débiles y dispersos en el centro, este de la Península y Baleares.

Las temperaturas, aunque con incertidumbre al respecto, comenzarán a subir de forma generalizada en todo el país y el viernes podrían superarse los 30 grados en amplias zonas de la meseta norte, así como en el nordeste, centro y sur de la península, registrando los 32 a 34 grados en los Valles del Ebro, Guadiana y Guadalquivir.

Durante el fin de semana todo apunta a que el tiempo continuará estable en casi todo el país, salvo lluvias en el extremo norte y posibles chubascos dispersos en puntos de la mitad norte y este de la península, sobre todo en zonas de montaña.

Subir