La Rioja

La oposición se une para pedir el cierre de La Laurel a medianoche

La oposición se une para pedir el cierre de La Laurel a medianoche

Los grupos municipales del PSOE, Podemos-IU y PR+ de Logroño han presentado una moción conjunta para “la retirada de la vía publica de mesas y barricas, así como el cierre de puertas y ventanas de los bares de la Laurel a partir de las doce de la noche para evitar la propagación de ruidos al exterior”.

Así lo ha afirmado este miércoles el concejal del PR+, Rubén Antoñanzas, en una rueda informativa, en la que también han participado el portavoz del Grupo Municipal Socialista, Luis Alonso; y la concejala de Podemos-IU, Amaia Castro, para presentar esta moción, que se debatirá en el pleno del próximo 6 de junio. El PP (cuenta con mayoría absoluta) ya ha anunciado que votará en contra.

Antoñanzas ha precisado que esta moción, que recoge reivindicaciones de la Asociación Demanda Casco Antiguo, propone modificar la instrucción técnica que se aplica en la ordenanza de ruidos que afecta a las calles Laurel, Travesía de Laurel, Albornoz, San Agustín, San Juan y Travesía de San Juan para impedir consumir bebidas en la vía pública desde medianoche.

Ha indicado que la moción incluye que los establecimientos que tienen doble puerta mantengan el acceso que conecta con la Laurel como una salida de emergencia; y exige el cumplimiento estricto y sin excepciones del artículo 17 de la ordenanza de fomento de la convivencia ciudadana, que prohíbe la venta y el consumo de alcohol en espacios públicos.

El portavoz socialista ha señalado que esta iniciativa pretende “reforzar La Laurel como un patrimonio cultural y que no se pervierta lo que significa: el corazón gastronómico de Logroño y de La Rioja, en un recorrido que debemos preservar y proteger”.

“Tenemos problema derivados del estilo de ocio que ha proliferado después de la pandemia, por lo que hay que tomar medidas, que pueden ser comunes al Casco Antiguo o delimitada a zonas concretas”, como es el caso de esta moción y que confía en que el PP acepte, ha subrayado.

La portavoz del equipo de Gobierno de Logroño (PP), Celia Sanz, ha calificado de “oportunismo político” la moción. Estos tres partidos políticos, ha proseguido Sanz, “tuvieron durante 4 años este problema (de ruido en la Laurel) y no fueron capaces de realizar ni una medida para paliarlo, por lo que es vergonzoso” que ahora presenten esta iniciativa.

“No podemos votar a favor de algo en lo que ya trabajamos, pero no porque estemos en contra, sino porque ya trabajamos en ello en nuestra ruta de trabajo, que no la marca la oposición, sino los logroñeses, a quienes escuchamos para adoptar las medidas que consideramos necesarias”,ha precisado.

Ha destacado que el actual equipo de Gobierno local puso en marcha un mecanismo sancionador que desde el pasado enero ha supuesto interponer “unas 900 sanciones por actos incívicos”, mientras que en la anterior legislatura “había cero sanciones”.

“Estamos trabajando con el sector de hostelería para introducir mejoras”, ha asegurado Sanz, quien ha añadido que “estos grupos políticos saben que estamos en conversaciones con ellos y que en este Pleno íbamos a anunciar las nuevas medidas”.

Un punto de no retorno

Sobre la posible respuesta de los hosteleros de la zona a esta propuesta, ha señalado Luis Alonso (PSOE) que estos tres partidos confían en que “la reciban de forma positiva porque es algo que les protege y que cuida el consumo que se hace en esa calle”.

Sin embargo, el presidente de la asociación Hostelería Riojana, Francisco Martínez Berges, ha recalcado que los partidos PSOE, Podemos-IU y Partido Riojano tuvieron cuatro años en el anterior gobierno municipal para “arreglar” los problemas de convivencia generados por la afluencia de gente en la calle Laurel.

En una rueda informativa, acompañado por representantes de las asociaciones hosteleras de las calles Laurel y San Juan, Martínez Berges ha ironizado que les da “la risa” escuchar las propuestas de estos grupos de la oposición, porque son cuestiones que los propios hosteleros ya habían planteado a los partidos políticos.

El presidente de Hostelería Riojana ha recalcado que los establecimientos hosteleros que tengan licencia para abrir más tarde de medianoche podrán seguir abiertos si cumplen con la ordenanza, porque “nadie puede obligar a cerrar la puerta a un negocio que paga sus impuestos y está legalmente constituido, sería una dictadura”.

Subir