Cultura y Sociedad

No ha podido ser: Moisés no consigue el bote de ‘Pasapalabra’

No ha podido ser. Moisés Laguardia no ha conseguido hacerse este miércoles con el bote de ‘Pasapalabra’. Finalmente ha sido su contrincante Óscar Díaz el que se ha ganado el premio millonario. Después de tener pendiente del televisor a media España desde que la semana pasada la cadena anunciara que estos días se daría el premio, el riojano ha perdido el bote de 1.816.000 euros, uno de los mayores premios dados en televisión en los últimos años.

Y con este final tan apoteósico (veintidós aciertos ha realizado esta noche) se termina la segunda rivalidad más longeva desde que el concurso volviera a Antena 3 en un duelo por todo lo alto en el que finalmente Óscar se ha llevado el premio gordo. Así, Moisés Laguardia y su rival se han ganado, ya a estas alturas, ser considerados dos de los mejores concursantes de ‘Pasapalabra’. Juntos han alcanzado marcas de longevidad históricas.

Esta no ha sido la primera etapa de Moisés en el programa. Hace una década ya visitó el plató del programa que entonces se emitía en Telecinco. En esa primera experiencia aguantó un total de nueve programas. En 2016 volvió a aparecer en ‘Pasapalabra’ en un campeonato especial de verano y un año después regresó para participar en una programa especial que lo enfrentó a Pablo Díaz, que ha sido hasta ahora el último en llevarse el bote. El alfareño volvería a concursar en 2018 aguantando 37 programas y en esta última ocasión Moisés Laguardia llevaba jugando más de 240 programas, más de un año cada tarde en el televisor de todos los amantes de este tipo de concursos.

“Trabajo con números, pero me divierto con palabras”

Minutos antes de que el público conociera el desenlace de esta esperada final, ambos concursantes han sido los invitados estrella del programa El Hormiguero, presentado por Pablo Motos. Durante su entrevista, el de Alfaro ha confesado que dedica dos o tres horas al día a prepararse para Pasapalabra, y los fines de semana más. “Llevo diez años ‘entrenando’ mientras lo compagino con mi trabajo de contable en una empresa de Alfaro.

Y es que este joven ha reconocido que ” trabajo con números, pero me divierto con palabras”. Todo empezó en 2013 cuando comenzó a seguir el programa, “y a partir de ahí empecé a estudiar y a prepararme para concursar”.

Pero su afición por este tipo de concursos ya venía de antes. El riojano ha explicado a Motos que de pequeño le gustaban mucho las matemáticas “y con 9 años ya quería participar en Cifras y Letras”. No fue hasta los 27 años cuando Moisés cumplió ese sueño. Y, años más tarde y “empujado por mi gente de Alfaro” probó suerte en Pasapalabra.

Su palabra favorita es conticinio, que significa ‘hora de la noche en que todo está en silencio’, pero la palabra que ha puesto de moda en el estadio de La Molineta de Alfaro es galavardo. “Recuerdo cómo un día, durante un partido me llamó mucho la atención uno de los rivales. Era muy alto, delgado y malo. Cuando le cambiaron y venía hacia el banquillo le chillé galavardo, que significa ‘hombre alto, desgarbado y dejado, inútil para el trabajo’ y todo el mundo se me quedó mirando. A día de hoy, en mi parte de la grada ya es muy común gritar galavardo”.

Durante la entrevista ha confesado entre risas que algunas personas “me piden que hable bien” y ha destacado que Pasapalabra es un concurso de televisión, “así que, además de acertar palabras también hay que aportar algo más, si no retransmitirían las oposiciones a Registrador de la Propiedad”.

Hace solo unos días el alfareño desvelaba qué hará con el dinero ya ganado por su participación en el programa día a día, 160.000 euros. “No soy mucho del cuento de la lechera, afortunadamente he estudiado Economía y supongo que lo sabré utilizar bien, pero lo utilizaré cuando termine, ya veremos”.

Subir