La Rioja

Los precios escalaron otras ocho décimas en La Rioja durante el mes de abril

Los precios escalan otras ocho décimas y la tasa interanual suma siete meses por encima de los tres puntos

Los precios de consumo subieron el pasado mes de abril en La Rioja un 0,8 por ciento y aumentaron un 3,2 por ciento en relación al mismo mes de 2023; mientras que la tasa en los cuatro primeros meses del año se ha situado en el 1,9 por ciento en la comunidad riojana.

Según los datos publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el índice de precios al consumo (IPC) señala que en La Rioja, en abril último, subió más en el grupo de vestido y calzado, un 9,2 por ciento; bajó más en el de ocio y cultura, un -0,8 por ciento; y no varió en el de enseñanza.

Respecto a hace un año, los precios descendieron, de forma especial, en los grupos e vestido y calzado y comunicaciones, un -0,2 por ciento; y aumentaron más en los de bebidas alcohólicas y tabaco, un 3,9 por ciento; y hoteles, cafés y restaurantes, un 3,7 por ciento.

En lo que va de año, el grupo donde los precios crecieron más fue en el de vivienda, un 5,6 por ciento; y cayeron más en el de vestido y calzado, un -5,4 por ciento; y no variaron en el de enseñanza.

La tasa anual del IPC en La Rioja fue positiva en todas las comunidades autónomas; la más elevada se ha registrado en Galicia, con un 3,7 por ciento; y la más baja en Navarra, un 2,9 por ciento.

En el ámbito nacional, la tasa anual del IPC en el mes de abril fue del 3,3 por ciento, una décima superior a la registrada en marzo; la variación mensual se fijó en el 0,7 por ciento.

Los grupos de mayor influencia positiva en el mantenimiento de la tasa anual fueron los de vivienda, con una variación del 4 por ciento, debido al incremento del precio del gas; y alimentos y bebidas no alcohólicas, que se situó en el 4,7 por ciento, por el aumento del los precios de las frutas, legumbres y hortalizas.

Por su parte, entre los grupos que destacaron por su influencia negativa figuraron los de ocio y cultura, con una tasa anual del 2,2 por ciento, por el descenso de los precios de los paquetes turísticos; y hoteles, cafés y restaurantes, con una tasa del 4,8 por ciento, debido al descenso de los precios de servicios de alojamiento.

Subir