El astro

Alfaro deja atrás la crecida del Ebro y baliza el paso de los mazones por precaución

El Ayuntamiento de Alfaro ha balizado este miércoles el paso en la zona de los mazones que delimitan el Ebro como medida de precaución ante la crecida que el cauce ha registrado en esta jornada, en la que se han llegado a alcanzar los 2.088 metros cúbicos por segundo (m3/s) a las 15:00 horas.

Así lo ha detallado a EFE la alcaldesa de la localidad, Yolanda Preciado, quien ha informado de que a las 17:30 horas el cauce del Ebro en Alfaro va recuperando la normalidad y el mayor pico se encuentra en Castejón (Navarra).

El Ayuntamiento de Alfaro mantiene prohibido el paso de los viandantes por la zona de los mazones, que están en la zona del parque natural de los Sotos del Ebro, hasta que se vaya recuperando la normalidad en el arrastre del caudal, ha explicado.

La alcaldesa ha recalcado que, ante una avenida extraordinaria del río, como la registrada, la altitud del no reviste problema, a priori, en Alfaro, ya que los mazones están retranqueados, el caudal toma bastante extensión sin registrar altura y la precaución hay que tenerla por la velocidad del arrastre.

Sin embargo, ha precisado que Castejón, que es la siguiente estación del Ebro aguas abajo de Alfaro, ha registrado este miércoles una altura de 7.40 metros a las 15:00 horas, que ha provocado el anegamiento de fincas en toda la zona, al bajar muy encajonado y a la velocidad de 2.088 m3/s.

La alcaldesa ha reiterado la mejora que ha supuesto para Alfaro la obra del proyecto Ebro Resilience que, al retranquear los mazones, evita inundaciones ante crecidas del cauce.

Una vez que la avenida extraordinaria del río Ebro en Alfaro ha superado su pico en Logroño sin incidentes, ha subrayado, la situación en Alfaro es de cierta tranquilidad, aunque con la cautela del arrastre que pueda provenir del afluente Arga, que proviene del Pirineo y que es el más próximo a esta localidad de La Rioja Baja.

También ha informado que de, en esta situación de avenida extraordinaria del Ebro y la proximidad a Alfaro de los afluentes que bajan del Pirineo, el Ayuntamiento mantiene un seguimiento de la situación de la cuenca con la Confederación Hidrográfica del Ebro, Protección Civil y la Agencia Estatal de Meteorología.

Río abajo

La Confederación Hidrográfica del Ebro informa de que los caudales de los ríos en el alto Ebro que han causado inundaciones en Miranda, Álava, Navarra y La Rioja han comenzado a remitir mientras la punta de la crecida llega a Tudela (Navarra) tras dejar Castejón con un volumen de 2.100 metros cúbicos por segundo.

Las precipitaciones de días pasados han generado crecidas importantes en todos los afluentes de la margen izquierda del Ebro desde su nacimiento hasta la cuenca del Aragón (Nela, Jerea, Omecillo, Bayas, Zadorra, Ega, Araquil, Arga, Irati y Aragón), cuyos caudales ya tienen tendencia descendente en sus tramos bajos.

El río Arga en Funes ha alcanzado también este miércoles su punta más alta, con 800 m³/s y en Logroño los 950 m³/s de caudal.
La punta de la avenida llegará esta tarde a Tudela, con una previsión de caudal similar al valor registrado en Castejón, y alcanza en estos momentos, todavía de crecida, los 2.000 m3/sg.

Desde allí, la crecida pasará el jueves 29 por los pueblos ribereños de Aragón (Novillas, Gallur, Alcalá, Pradilla, Cabañas y Boquiñeni) y llegará a Zaragoza durante la tarde-noche del viernes, cuando se esperan valores en el entorno de 1600 a 1900 m³/s, por debajo de las últimas cinco grandes avenidas.

El organismo de cuenca destaca el papel de la gestión de los embalses antes y durante el episodio: Ullibarri y Urrúnaga, en el País Vasco; Eugi, Alloz, Itoiz y Yesa, en Navarra, Mansilla, en La Rioja y en el Sistema de Mequinenza, Ribarroja-Flix con el objetivo de reducir los caudales máximos aguas abajo de los mismos.

Asimismo, la guardería fluvial está siguiendo con atención la evolución del episodio y técnicos de Comisaría han actuado en Navarra y se preparan ante posibles intervenciones en Aragón.

Por su parte, el Gobierno de Aragón ha activado el Plan Especial de Protección Civil de Emergencias ante el Riesgo de Inundaciones (PROCINAR) en fase de alerta debido a la previsión de crecida del río Ebro en los próximos días a su paso por la comunidad autónoma.

Subir