Salud

¿Por qué debo revisar mis lunares?

Recientemente se ha editado un libro de divulgación médica, escrito con un lenguaje accesible para aprender sobre un tema muy de moda, los nevus o como los conocemos popularmente, los lunares.

Los lunares son los tumores benignos más frecuentes en el ser humano. Por definición son benignos, entonces, ¿cuál es el motivo para que me revise los lunares?

El motivo principal es que los lunares, aunque con una baja probabilidad, se pueden malignizar, es decir, volverse malignos. Además, al mirar los lunares, podemos ver cosas que no son lunares. Me explico. La piel es un órgano externo, que se ve a simple vista, y si aprovechamos esta característica podemos detectar cualquier irregularidad en su superficie. Sería ideal que sólo mirando a una persona pudiésemos ver el estómago, los pulmones o el corazón. Veríamos rápidamente una mancha o un bulto en los pulmones e inmediatamente iríamos al médico a ver qué es. ¿Por qué no hacemos eso con la piel? Probablemente no lo hacemos porque estamos acostumbrados a verla. Pero no es suficiente con mirar, tenemos que saber interpretar qué estamos viendo.

Al revisar periódicamente los lunares, además de encontrar los nevus displásicos, podemos encontrar otras lesiones sugestivas de malignidad como los carcinomas basocelulares, las queratosis actínicas y otras lesiones. El diagnóstico y tratamiento precoz de cualquier lesión favorece un mejor pronóstico, tratamientos menos agresivos y mejoras en la calidad de vida de los pacientes.

La autoexploración de la piel debería ser incluido como una rutina en todas las personas, al igual que lo pretende ser la autoexploración mamaria en todas las mujeres. Son técnicas accesibles, fáciles de aprender y de llevar a cabo para poder detectar cualquier anomalía y acudir a un especialista. La autoexploración no proporciona un diagnóstico, pero puede ayudar a detectar lesiones cutáneas que deben ser motivo de visita al dermatólogo.

Por tanto, una revisión periódica de nuestra piel nos puede ayudar a detectar lesiones incipientes y acudir al médico para su valoración. Con unos conocimientos básicos, podemos saber si lo que hemos detectado es para preocuparse o puedo esperar tranquilo a la revisión programada.

Este es el objetivo final del libro escrito por el dermatólogo, director de Dermatria Clínica Dermatológica (C/ Pintor Rosales núm. 5 bajo, Logroño), el Dr. Mas Vidal, miembro de la Academia Española de Dermatología.

Puedes encontrar más información sobre este libro en la página web (www.dermatria.com/Libro/ ) o en el 941 227 501.

Subir