La Rioja

Plan de choque en Salud: “Hay 8.000 personas esperando a ser operadas”

La consejera de Salud y Políticas Sociales, María Martín, asegura que la necesidad de ampliar el plan de choque de Salud para reducir algunas de las listas de espera quirúrgicas se debe a la mala gestión heredada. Así lo ha comunicado durante su intervención en la sesión plenaria en la Cámara riojana este jueves, día 19, en la que ha subrayado que “por eso hemos puesto en marcha el plan de derivaciones con el objetivo último de atender a las 8.000 personas que están esperando a ser operadas desde hace mucho tiempo, algo inadmisible”, apunta María Martín.

Interpelada por la derivación de pacientes a centros concertados a partir del 1 de enero, Martín ha apuntado que “nuestra capacidad actual, tanto en cuanto a medios humanos como a medios estructurales (quirófanos y camas de hospitalización) no nos permiten realizar más actividad que la propuesta en nuestros hospitales públicos. Por ese motivo, recabamos la colaboración de los centros concertados, siempre bajo los mismos parámetros de calidad que tenemos en nuestro hospital, compartiendo información clínica requerida para la óptima realización del procedimiento quirúrgico, y siempre primando aquellas patologías con mayor lista de espera”, ha señalado.

María Martín ha recordado que el 14 de agosto, fecha en la que se produce el relevo en la gerencia del Servicio Riojano de Salud, la demora media quirúrgica alcanzaba los 123 días (121 días a fecha 30 de septiembre), “unas cifras inasumibles que obedecen a decisiones políticas del anterior Ejecutivo regional”.

En este sentido, ha recordado la suspensión en 2021 de la derivación de pacientes a centros concertados para la realización de intervenciones quirúrgicas, que ha supuesto el aumento del 40 por ciento en los pacientes en listas de espera quirúrgicas (en la actualidad a más de 8.000 usuarios están pendientes de intervención); y la más reciente, la suspensión de la actividad quirúrgica extraordinaria con fecha 6 de junio de 2023, una semana después de las Elecciones autonómicas, y que no se reactivó hasta mediados de agosto.

La consejera de salud ha apuntado que “con el objetivo de volver a cifras más razonables, hemos hablado con los profesionales para ver puntos de mejora en ámbitos como la coordinación intrahospitalaria y el resto de áreas asistenciales”. A raíz de ese diálogo y de la valoración de los recursos existentes, se llevaron a cabo las siguientes medidas en el marco de un plan de choque para combatir la demora media quirúrgica.

1.- Inicio de actividad extraordinaria a partir del 16 de agosto (el 15 era festivo), con intervenciones en dos quirófanos cada día, de lunes a jueves, de Oftalmología, lo que supone un aumento semanal de 64 intervenciones de cataratas. El impacto en un mes de actividad ha sido claro y hoy en día la demora media se ha reducido en 25 días en esta área crítica.

2.- Puesta en marcha de dos nuevos quirófanos, que mejoran nuestra cartera de servicios y nuestras condiciones asistenciales.

3.- A partir del 25 de septiembre, nada más finalizar San Mateo, se ha retomado el plan de choque con la siguiente actividad:

– Dos quirófanos de tarde de Oftalmología: como se viene realizando desde el 16 de agosto.
– Tres quirófanos de tarde del resto de especialidades de cirugía con ingreso y CMA.
– Un quirófano de tarde (5 semanales) de extracción de cordales.
– Un quirófano de tarde (3 mensuales) de salud bucodental.
– Tres quirófanos de doble sesión los sábados.
– Tres quirófanos mensuales de cirugía menor ano-rectal.
– Un quirófano semanal de cirugía menor en Traumatología.

4.- Mantenimiento de la propuesta de derivación al Hospital de Calahorra en términos similares a como se venía realizando hasta la fecha.

Subir