La Rioja

La familia de Álex: “Necesito mirar a Almeida a la cara”

Gonzalo Martín, el tío abuelo de Álex y portavoz de la familia | Foto: EFE/Raquel Manzanares

“Es un día muy duro para la familia, con muchos nervios, con muchas inquietudes y sentimientos encontrados. Teníamos ganas de que llegase este día para que se hiciese justicia”. Con estas palabras ha descrito este lunes Gonzalo Martín, el tío abuelo del pequeño Álex de 9 años asesinado el pasado 28 de octubre de 2021 en Lardero, las emociones que rodean a los familiares el día en el que se celebra el juicio en la Audiencia Provincial de La Rioja.

La expectación es máxima mientras que la familia, que ha pedido no ser grabados por los numerosos medios que siguen el juicio, solo desea que “a este sujeto le caiga la pena máxima y que esto no vuelva a suceder, que Álex sea el último porque Álex somos todos”. Martín ha llegado al Palacio de Justicia de La Rioja acompañado de la presidenta de la Asociación Clara Campoamor, Blanca Estrella, ya que esta entidad ejerce la acusación popular en el juicio; y por la abogada de la asociación Alicia Redondo, quien también representa a la familia.

La desesperación se ha apoderado del tío abuelo de Álex, el portavoz de la familia hasta el momento, al lamentar “cómo este sujeto podía estar en libertad condicional (desde abril de 2020) cuando era reincidente y ha dejado víctimas derrotadas de por vida, cómo sucedió cuando el 60 por ciento de la junta de tratamiento dijo que no saliese a la calle, cómo no se le hizo ningún seguimiento cuando lo mínimo era estar vigilado las 24 horas”.

Las acusaciones pública, popular y particular piden una pena de prisión permanente revisable por el delito de asesinato y de 15 años de cárcel por la de agresión sexual previa. Durante esta jornada Martín se encontrará cara a cara por primera vez con el acusado de asesinar al menor y ha asegurado que necesita mirarlo a la cara: “Nos gustaría decirle muchísimas cosas, pero la familia somos prudentes y vamos a esperar a que hagan el trabajo los abogados, los fiscales, los jueces y el tribunal popular para ver cómo se van sucediendo las vistas. Pero lo que necesita la familia es poner punto y final, empezar una nueva vida aunque sea con Álex que va a estar presente las 24 horas del día”.

Así mismo, la familia insiste en que “a parte de Almeida, habría que depurar responsabilidades”, refiriéndose a las rebajas de las penas para este tipo de sucesos: “A este tipo de agresores sexuales no se les puede permitir la rebaja de las penas. No tiene un problema mental, solo quiere satisfacer sus apetencias sexuales y no le importa llevarse por delante a quien sea. Hay que castigar a este tipo de personas y vivir libres. Si sale con 80 años probablemente volverá a matar porque lo lleva en la sangre”.

Subir