La Rioja

La Cocina Económica registra un aumento de usuarios de táperes

La Cocina Económica de Logroño ha tenido un aumento “especial” de familias usuarias del servicio de “tuppers” -entrega de comida- en el último trimestre de 2022, año en cuya segunda mitad también ha habido, “un incremento de las familias en el comedor y en los programas”.

Así lo ha afirmado este miércoles el director gerente de la Cocina Económica de Logroño, Javier Porres, con motivo de su intervención en la mesa redonda ‘Los vecinos desheredados. Una reflexión sobre la pobreza aquí y ahora’, organizada por La Bitácora XXI en colaboración con Fundación Ibercaja y Bodegas Valdemar.

Porres ha explicado que “hay personas que vienen al comedor, tienen un contrato laboral y están trabajando 8 horas, o incluso más, y con lo que perciben por esos trabajos es complicado llegar a final de mes y afrontar los gastos con el dinero que están generando con su propio trabajo”. Ha destacado que esto se produce porque “hay empleos un poco precarios que son de determinadas horas y, claro, esto condiciona a la propia persona y a su familia”,aunque “es cierto que los ciudadanos y vecinos intentan poner medios para ayudar a todo el que se pueda”.

El director de la Cocina Económica ha señalado que «tenemos vecinos con necesidades y, por otro lado, somos una ciudad pequeña, lo que es una ventaja porque la gente de Logroño es solidaria y generosa, pero no debemos olvidar que tenemos vecinos con dificultades y que, al final, la sociedad es la que genera los propios recursos para ayudarles”, ha subrayado.

En esta mesa redonda compartida con Cáritas y Cruz Roja La Rioja, ha proseguido, se busca “poner rostro a las personas de Logroño y visualizar la soledad, la pobreza, la marginación y el desarraigo que puede haber. Queremos visibilizar que se está arraigando la pobreza y que hay gente en situación de vulnerabilidad, incluso, con trabajo, que es algo que hace unos años era desconocido, alguien que tenía un trabajo podía salir adelante y, ahora, resulta que tiene necesidades”, ha incidido.

Además, se ha referido al “cambio de los estatus de la pobreza” que se produce en la actualidad, y que consiste en que hay personas que nunca hubiesen pensado estar en esta situación de vulnerabilidad, pero se encuentran en ella.

También ha especificado que en la Cocina Económica de Logroño empezaron a notar la presencia de trabajadores pobres “de forma posterior a la pandemia, que acentuó algo que, a lo mejor, estaba empezando a surgir” con anterioridad.

“Durante el COVID, bastante hemos tenido con poder sacar adelante todo nuestro trabajo con la dificultad del virus, y es ahora, que nos estamos centrando,otra vez, en el trabajo del día a día, cuando se está viendo” la presencia de personas pobres con trabajo en estos servicios, ha recalcado.

Subir