La Rioja

La Rioja aprueba por unanimidad la Ley de Accesibilidad Universal

El pleno del Parlamento regional ha aprobado este miércoles por unanimidad de todos los grupos el proyecto de Ley de Accesibilidad Universal de La Rioja, que avanza en derechos para todas las personas que puedan tener problemas de movilidad o dificultades cognitivas.

Al pleno han asistido representantes de organizaciones y entidades que trabajan en el ámbito de la discapacidad, quienes al término de la votación, con todo el hemiciclo en pie, han aplaudido la aprobación de esta Ley.

Esta norma deroga la Ley de supresión de barreras arquitectónicas y promoción de la accesibilidad de 1994, por lo que, casi 30 años después, era necesario adaptarla a «un concepto de accesibilidad más amplio, que incluya el ámbito cognitivo e intelectual», ha defendido el consejero de Servicios Sociales y Gobernanza Pública del Gobierno de La Rioja, Pablo Rubio.

«En este país parece cuando que cuando se aprueba una Ley es un hito fundamental», ha resaltado,»pero lo básico es el desarrollo posterior y la hoja de ruta, que requiere una actuación de los poderes públicos, empresas y particulares para que se materialice».

Ha constatado que «el concepto de accesibilidad ha cambiado y, ha pasado de ser un problema de acceso físico, como las escaleras que limitaban a las personas en silla de ruedas, a un concepto más amplio, que afecta lo cognitivo e intelectual, como entender las sentencias judiciales».

Por ello, este consejero ha incidido en que las beneficiarias de esta ley no son solo las personas con discapacidad y son todos los ciudadanos, ya que, por circunstancias a lo largo de la vida, van a tener algún problema de accesibilidad.

El diputado socialista Santiago Urizarna ha considerado «un honor» poder trabajar «en el avance de derechos de las personas con discapacidad», como ya se ha hecho esta legislatura con las leyes de Juventud y contra la Violencia de Género -también aprobada por unanimidad- y con la futura Ley de las personas con problemas de salud mental y sus familias, que está en tramitación.

«Las personas con discapacidad están hartas de pedir permiso o ayuda, para entrar o salir de un lugar, subir o bajar de un autobús, entender un contrato de un seguro o tramitar un servicio. Están hartas de ser héroes o víctimas y de que la sociedad haga ver que tienen un problema, cuando el problema es del entorno», ha reflexionado.

Urizarna ha puntualizado que esta Ley «amplía derechos, actualiza los conceptos de barreras y accesibilidad al siglo XXI» y regula sanciones para aquellos que conculquen estos derechos.

Entre las medidas que incluye, ha citado la gratuidad en el transporte público para personas con discapacidad que precisen apoyo, la reserva del 5 por ciento de viviendas adaptadas en las promociones públicas y tarjeta de estacionamiento para familias con menores con cáncer.

Por su parte, el diputado popular Jesús Pérez Ligero ha agradecido que, de las 46 propuestas presentadas por su grupo al articulado del proyecto de Ley, la mayoría han sido recogidas o transaccionadas, y también se ha escuchado a organizaciones y expertos en discapacidad.

Ha asegurado que el reglamento que desarrolle y concrete esta Ley corresponderá a un Gobierno del PP en la próxima legislatura.
La portavoz del Grupo Ciudadanos (Cs), Belinda León, ha puntualizado que se ha incluido un compromiso financiero expreso y de dotación presupuestaria de recursos, tanto a nivel autonómico como municipal, para que la Ley no se convierta en una declaración «puramente voluntariosa».

También ha aludido a la creación de la Oficina Riojana de Accesibilidad Universal (ORAU), el centro directivo administrativo que impulsará, coordinará y realizará el seguimiento de las políticas públicas de accesibilidad universal, además de tramitar las quejas y denuncias por incumplimientos de la ley.

Por último, la diputada de IU La Rioja, Henar Moreno, ha destacado que esta ley permitirá incorporar los procedimientos de lectura fácil en los juzgados y la administración, para mejorar la accesibilidad.

Ha citado a Elena, una madre con discapacidad, quien le alertó de elementos no planteados, como los problemas que tiene para que su hija pueda acceder a las atracciones de la feria o a los columpios del parque infantil, que están adaptados para niños con discapacidad, pero no para sus padres.

Subir