La Rioja

El PP lleva al Constitucional el funcionamiento del Parlamento riojano

El portavoz del Grupo Parlamentario del PP de La Rioja, Jesús Ángel Garrido, ha anunciado este martes que su partido va a presentar un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional para, ha dicho, «defender la independencia del Parlamento riojano frente a los ataques de la presidenta del Ejecutivo regional, Concha Andreu».

Garrido ha explicado que presentará este recurso ante decisiones adoptadas en la Cámara riojana como «la convocatoria de plenos con un orden contrario al criterio fijado y marcado por la Junta de Portavoces». También por «la negativa a que la composición de las comisiones del Parlamento se ajusten a la existencia de una diputada trásfuga para evitar la sobre-rrepresentación del PSOE e IU».

Ha criticado que «Andreu se beneficia directamente del procedimiento legislativo de una tránsfuga, y eso es corrupción, sabotaje político y asalto al Parlamento», a lo que «se suma la propuesta de reforma unilateral del reglamento de la Cámara en lectura única, que tendrá lugar mañana, día 25, como el primer punto del orden del día del Pleno».

Esta reforma del reglamento de la Cámara, ha denunciado, «supone vaciar de contenidos y de potestad a la Junta de Portavoces y trasladarla a la Mesa del Parlamento, donde Andreu tiene capacidad decisoria».

Ha asegurado que «esta será la reforma del reglamento más breve de la historia del Parlamento, durará meses y será derogada este 2023 cuando el PP gane las elecciones de mayo, mientras que el PSOE, hoy, defiende lo que no defendía la pasada legislatura».

«Vaciar de competencias a la Junta de Portavoces se llama legislación a la carta, legislar en base a lo que me conviene, no en base a un criterio fundado, para usar las instituciones en mi propio beneficio por afán de poder y, en definitiva, puro autoritarismo», ha asegurado.

Se ha mostrado «convencido de que el Tribunal Constitucional amparará el derecho de los riojanos que emitieron su voto en últimas elecciones autonómicas», aunque ha reconocido que «lo más normal» es que este recurso no llegue a tramitarse antes del fin de esta legislatura, pero «es un compromiso ético para defender la calidad de las instituciones».

Ha resaltado que «las funciones que más le interesaban al PSOE y a IU recaían en la Junta de Portavoces, y esas funciones se le van a separar para arrogarlas a la Mesa del Parlamento, mientras que la Junta será un órgano consultivo que podrá expresar su opinión».

Ha asegurado que para su Grupo «no es grato tomar esta decisión» y «se ha hecho todo lo posible para no llegar a esta situación», ha afirmado, «pero también hay que decir que, si el Gobierno riojano ha decidido apostar por gobernar con tránsfugas, ha transmitido a su grupo parlamentario el desgaste de esa estrategia», ha incidido.

«En 70 días no se pueden aprobar 18 leyes», ha especificado Garrido sobre el voto en contra del PP de celebrar Plenos Parlamentarios en lo que resta de legislatura, ya que «el legislativo tiene que hacer bien sus funciones, salvo que se quiera convertir el Parlamento en el matasellos del Gobierno, pero nosotros no somos eso».

Ha defendido «la posibilidad de poder enmendar las leyes, cosa que no se está haciendo porque se abusa del procedimiento de urgencia y de lectura única», como la reforma del reglamento de mañana, que será «por lectura única y sin debate, lo que está previsto en el reglamento, pero no para eso», ha concluido.

Subir