La Rioja

Harmony revitalizará el ocio nocturno de Calahorra: «Todo vendido para Navidad»

Era cuestión de intentarlo y el éxito ha sido arrollador. En cuestión de minutos, la empresa Ruiz Jiménez Producciones (organizadores de los Atardeceres en Aldeanueva de Ebro) ha vendido las 1.200 entradas (600 para cada jornada) para las fiestas de Nochebuena y Nochevieja que va a celebrar en la discoteca Harmony de Calahorra. «Un impulso por devolverle a la ciudad el ambiente nocturno perdido en los últimos años», subraya.

Pablo Ruiz decidió en agosto buscar un local con potencial para que los jóvenes tuviesen un lugar en el que celebrar las fiestas navideñas. «Miramos la sala Oliver en Autol y la sala Luiber en San Adrián, pero creíamos que Calahorra, a pesar de ser una plaza complicada, merecía tener un evento como el que estamos organizando. Por eso nos pusimos en contacto con la antigua discoteca Harmony», ha explicado, satisfecho con el aval que le ha dado colgar el ‘no hay billetes’ en poco más de quince minutos.

«Creemos que Calahorra merece ese tirón. Ya contábamos con la experiencia de Atardeceres y la gente joven sabe qué tipo de eventos organizamos». Los dueños de la discoteca ya la habían alquilado en varias ocasiones para eventos privados y ahora están inmersos en una renovación del local. Este se estrenará con los dos eventos organizados para esta Navidad: uno en Nochebuena y otro en Nochevieja.

La idea no es otra que la de seguir haciendo eventos de este tipo después de ver la buena acogida que ha tenido entre el público más joven. A 25 euros el abono para las dos noches, la intención es demostrar que «es posible llevar a cabo eventos de calidad a precios asequibles en fechas puntuales como puede ser Carnaval, Mercaforum… Sabemos que en verano hay mucha oferta de ocio con las fiestas de los municipios, pero el resto del año la gente tiene que salir fuera para poder disfrutar de la noche».

«No se trata siempre de ganar dinero. Nuestra idea es que los eventos resulten rentables, pero queremos especialmente dar ese servicio a los jóvenes de la zona», ha detallado Ruiz, recordando las continuas quejas en la comarca porque los jóvenes no tienen ofertas de ocio en la zona. «Queremos que sea muy parecido a Atardeceres, pero en vez de al aire libre en un lugar que ofrezca garantías. Convertir los eventos en una experiencia para que los jóvenes, sus familias, la empresa y los dueños del local salgamos contentos con la iniciativa».

En definitiva, el objetivo no es otro que volverle a dar vida a una ciudad que fue referencia durante años en el ocio nocturno y que en la última década ha visto cómo decaía de forma alarmante.

Subir