La Rioja

Sin acuerdo: el calzado de Arnedo va a la huelga

Los trabajadores del calzado en Arnedo definitivamente irán a la huelga. La mesa negociadora convocada este miércoles en Madrid por el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) no ha aunado posturas y los trabajadores del sector del calzado seguirán con sus movilizaciones entre las que se incluye una huelga para el próximo 1 de diciembre.

El asunto no es nuevo. Ya a principios de verano comenzaron las primeras concentraciones, enfocadas a conseguir diferentes mejoras importantes para el sector. Además de beneficios en las condiciones de trabajo, hay dos puntos que eran líneas rojas para los trabajadores: una subida salarial acorde al incremento del IPC y la reducción de horas laborables, teniendo en cuenta que el sector es uno de los que más horas de trabajo tiene por convenio dentro de la industria manufacturera.

En la reunión de este miércoles sí se ha avanzado en la cuestión de la reducción de horas. Si en un principio se les había ofrecido una reducción de ocho frente a las dieciséis que pedían, la patronal ha subido esa rebaja a las doce horas. «En lo que no han movido un ápice ha sido en las mejoras salariales ni en la posible reducción de la vigencia del convenio», ha explicado a NueveCuatroUno, Diego Belón, representante de CCOO de los trabajadores.

Por todo ello, este miércoles han continuado las concentraciones en Roal, Hergar y Arneplant, y para este jueves hay prevista una manifestación por las calles de Arnedo (19 horas desde la Puerta Munillo). Además, el próximo martes (29 de noviembre) hay concentraciones previstas en Gaimo, Pitillos y Robusta.

Por otro lado, los trabajadores irán a la huelga el próximo 1 de diciembre. «La huelga empezará en las fábricas que tienen turnos de noche el día anterior a las 22 horas», ha comentado Belón. «De momento será una huelga de un único día. La idea es que la ciudad del calzado se pare por completo».

Asimismo, se han planteado parones de producción en los meses de enero y febrero (cuando se empieza con la producción de las nuevas temporadas) y hacen sus reivindicaciones extensibles a toda la sociedad arnedana, ya que de la lucha del calzado también se aprovecha parte de la economía circular, el pequeño comercio, hostelería, etc.

Subir