La Rioja

El futuro de las ciudades inteligentes pasa por el Smart City Expo World Congress

El Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU ha dado la cifra: la población mundial alcanza ya los 8.000 millones de habitantes. Una cifra que plantea importante retos para las ciudades, que aglutinan al 55 por ciento de la humanidad. Pero hay más números: los centros urbanos consumen dos tercios de los recursos de la Tierra y son responsables de más del 70 por ciento de las emisiones de CO2.

Más de ochocientas empresas, setecientas ciudades y regiones y cuatrocientos ponentes han participado estos días en la Feria Smart City Expo World Congress celebrada en Barcelona, donde se han abordado los desafíos para transformar las metrópolis y hacerlas más sostenibles y habitables. Cuatro representantes riojanos han estado allí: Elliot Cloud, Idoneo, JIG Internet Consulting y Suma Info. Porque, ¿a quién no le gustaría vivir en una ciudad más eficiente energéticamente, más segura, con menos tráfico, más respetuosa con el medioambiente y más conectada con sus ciudadanos?

Pero, ¿qué es una Smart City o Ciudad Inteligente? Óscar Ruiz Chicote, desde Elliot Cloud hace referencia a esa visión holística de una ciudad que aplica las diferentes tecnologías para mejorar la calidad de vida y la accesibilidad de sus habitantes y asegurar un desarrollo sostenible, económico, social y ambiental en mejora permanente. Una definición que completa Ignacio Gurría, de JIG Internet Consulting, hablando de esa ciudad que presta servicios a sus ciudadanos, empresas y visitantes, de forma eficaz, eficiente y sostenible, valiéndose de procesos y tecnología.

Juan Jesús Urbizu, de Suma Info, añade la necesidad de integrar en un único lugar toda la información que se produce en una ciudad para, a partir de las herramientas tecnológicas adecuadas facilitando la toma de decisiones a las personas que gobiernan la ciudad para hacerla más eficiente, segura, sostenible, equitativa y, sobre todo, proporcionando más y mejores servicios a las personas que las habitan o visitan.

David Eguizábal, de Idoneo, va un paso más allá y habla de la Smart City aplicada a la movilidad o lo que es lo mismo, la Smart Mobility. «Con esto nos referimos a todo el ecosistema que se está creando entorno a los nuevos y los menos nuevos medios de transporte y la posibilidad de todos ellos de comunicarse y compartir información entre sí y con las infraestructuras».

En el año 2030, más del 60 por ciento de la población vivirá en las ciudades, así que es primordial empezar, desde las administraciones, a tratar los retos que ello conlleva. Ruiz Chicote destaca los ámbitos de movilidad y transporte, contaminación, gestión de residuos, emergencias, seguridad y sostenibilidad principalmente con la gestión inteligente del agua y la energía.

Por su parte, Gurría señala que esta transformación urbana debe hacerse sostenible a la vez que viable. «Es fundamental que tenga un equilibrio entre mejorar la vida del ciudadano y mejorar la rentabilidad de sus empresas». Para Urbizu la sostenibilidad es el fin de todo y a partir de ahí mejoras de movilidad, eficiencia energética, una mejor gestión de la recogida y tratamiento de residuos, mejor utilización de los espacios públicos, la igualdad de oportunidades para las personas, etc.

Más orientado a la movilidad, Eguizábal advierte que los desafíos pasan por reducir la cantidad de coches en la carretera sustituyéndolos por medios de transporte más sostenibles y respetuosos con el medioambiente; reducir el tiempo entre origen y destino; y lograr una experiencia de calidad para cada habitante.

El futuro de la movilidad

En la actualidad, casi el 70 por ciento de la contaminación en las ciudades proviene del tráfico urbano, por lo que «es muy importante apostar por soluciones para la adaptación al cambio climático como pueden ser el turismo sostenible, la salud ambiental o la movilidad urbana», recalca el representante de Elliot Cloud.

David lo simplifica con un ejemplo visual: «Imaginemos un coche eléctrico sin conductor que aparece en la puerta de nuestra casa justo en el momento en el que lo necesitamos para ir al trabajo. Es decir, podemos entenderlo como la unión de tres tecnologías: electrificación, vehículo conectado y autónomo y movilidad como servicio».

Gurría defiende una movilidad como servicio, eléctrica, compartida, vinculada a una necesidad concreta y con mayor uso del transporte público. Por su parte, desde Suma Info vuelven a hacer hincapié en la sostenibilidad e «imaginamos que muchísimo más segura y eficiente. Se sobreentiende que la movilidad autónoma será mayoritaria con también un aumento de movilidad como servicio, es decir, que utilizaremos lo que necesitemos, pero no necesariamente tendremos en propiedad un vehículo».

De necesidad a urgencia

Tal y como señala Ruiz Chicote, en la situación en la que se encuentran hoy en día las ciudades, trabajar en las Smarts Cities ha pasado de ser una necesidad a ser una urgencia. Además, «el estado de madurez de la tecnología permite a las ciudades disponer de herramientas eficaces de rápida implantación que les ayuden a esta gestión inteligente, aunque, lamentablemente, hay pocas ciudades que tengan un sistema de Ciudad Inteligente integrado y que permita la conexión de las diferentes infraestructuras y servicios en una solución conjunta.

Para Juan Jesús, «resulta apasionante saber que estás poniendo un granito de arena al contribuir a un avance hacia ese futuro más sostenible, integrador, eficiente y transparente». Desde Suma Info reconocen que los resultados son visibles desde muy pronto. Por ejemplo, se mejora la calidad de aire, se reduce (por mejora de la eficiencia) la cantidad de agua de riego (35 por ciento), mejora en la rapidez de respuesta (>25 por ciento) a la ciudadanía en sus quejas y sugerencias o en las afecciones que reportan, mejora la seguridad en eventos, mejora la fluidez de la movilidad… Es urgente seguir sumando y avanzando hacia ese futuro mejor».

Y para ello, las administraciones locales tienen mucho que decir y «deben prestar servicios a sus ciudadanos de forma rápida, sencilla y eficaz, y el modelo de ciudad Smart City aplica estrategias orientado a ello», indican desde JIG.

Subir