La Rioja

Cs lamenta que los presupuestos no sirven para impulsar la economía riojana

La portavoz del Grupo Parlamentario de Ciudadanos (Cs) de La Rioja, Belinda León, ha recalcado este viernes que el proyecto de Ley de Presupuestos se sustenta en unas previsiones macroeconómicas que no coinciden con los organismos independientes acreditados y no sirven para impulsar la sociedad y la economía riojana de forma estratégica.

León ha intervenido en el pleno del Parlamento riojano para defender la enmienda a la totalidad de su grupo al proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de La Rioja para el año 2023. La portavoz de la formación naranja ha recalcado que este proyecto de presupuestos «no es el idóneo y ni siquiera es satisfactorio para atravesar la difícil coyuntura económica, que persistirá al menos durante el próximo año».

Ha lamentado que el Gobierno riojano haya preferido «arrollar e imponer, como llevan haciendo toda la legislatura», en vez escuchar y negociar con los grupos tras las comparecencias de los consejeros para explicar las partidas presupuestarias de sus departamentos.

«El Gobierno de Concha Andreu recauda más, pero sin eficiencia ni sostenibilidad fiscal», ha subrayado, ya que «recauda más, pero no con justicia ni equidad para familias, clases medias, autónomos y pymes».

Además ha agregado que el Ejecutivo regional «también gasta más, pero, sobre todo, en conceptos que no generan un rendimiento productivo para La Rioja», porque supone «gasto superfluo y sólo gasto para sus propios intereses».

León ha instado a retirar estos presupuestos porque el Gobierno de La Rioja se basa en unas previsiones económicas para 2023 que están «desfasadas», son «demasiado optimistas» y no se corresponden con la «preocupante tendencia» que muestran los datos y los análisis de los expertos.

«Luce muy bien mediáticamente eso de presentar los presupuestos en tiempo y forma, pero si la calidad de su contenido se subordina a ese argumento de venta, faltará rigor y sobrará precipitación», ha recalcado.

Además, ha agregado, las perspectivas económicas tampoco son buenas y «no se puede engañar a ese trabajador que ha visto cómo su poder adquisitivo se ha reducido en más de 250 euros mensuales por la inflación descontrolada ni al pequeño comerciante que, en proporción, registra el descenso más abrupto de ventas minoristas de toda España».

Según sus datos, el PIB de La Rioja crece este año la mitad que el de España; el IPC se mantiene por encima de la media nacional; la tasa de pobreza alcanza su máximo histórico; y el 25 por ciento de los nuevos contratos laborales son a tiempo parcial y el desempleo estructural ha subido hasta el 30 por ciento.

Ha asegurado que se pierden autónomos y se cierran empresas, cuando en España aumenta la creación de negocios; y se ralentiza, la actividad industrial, comercial y turística, mientras que el resto de comunidades al menos acreditan índices positivos, aunque tampoco sean alentadores.

Por otro lado, el diputado de Cs Alberto Reyes ha defendido la enmienda a la totalidad al proyecto de Ley de Medidas Fiscales y Administrativas para el año 2023, porque «no recoge ni una sola medida fiscal para aliviar a las clases medias, a las familias, trabajadores, autónomos y a las pymes».

Reyes ha criticado que «a esto lo llaman justo, progresivo y solidario» en el Gobierno riojano. Ha censurado que el alza de un 8 por ciento en el gasto no financiero, vinculado al gasto estructural y no a inversiones, se sostenga con cargo a un alza de recaudación artificial.

Según este parlamentario, esta situación puede conducir a una peligrosa solución: el endeudamiento público, cuando, a pesar de que los niveles de déficit y deuda de la comunidad están razonablemente saneados.

Ha constatado que la gestión «ineficaz» del Gobierno de La Rioja se ha confirmado en «el desaprovechamiento de esa fuente de ingresos extraordinaria que son los fondos europeos».

En estos presupuestos, ha apuntado, vuelven a aparecer «ingentes e indefinidas» partidas dirigidas al Plan de Transformación de La Rioja, «curiosamente con idénticas cifras a las que figuraban el año pasado, lo que induce la sospecha de que se trata de fondos no ejecutados reabsorbidos».

Subir