El astro

Octubre atraviesa su ecuador con un ambiente de «pleno verano»

El fin de semana dejará un ambiente de «pleno verano» debido a la estabilidad atmosférica y a la llegada de una masa de aire cálido, que favorecerán temperaturas por encima de los 30-32 grados e incluso 35 grados en amplias zonas del país.

Las temperaturas se situarán entre 5 y 10 grados por encima de lo normal para esta época del año, es decir, «más propias de comienzos de septiembre que de mediados de octubre», ha avanzado el portavoz de la Agencia de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, para hacer hincapié en que «el calor se alargará durante la próxima semana».

Son valores diurnos muy altos para la época -sobre todo en los valles del Guadalquivir y del Guadiana, donde se prevén 35 grados, y en el Cantábrico, con 30 grados-, en la misma línea de todo este año, hasta el momento, el periodo más cálido de la serie histórica (1961).

Por la noche, las mínimas serán más propias de esta época, pero «ligeramente más altas de lo habitual», ha observado el portavoz.

Este viernes se prevé sol, aunque con algunas nubes en Galicia, área del estrecho y Melilla, sin descartar lluvias débiles en esas zonas y polvo en suspensión en puntos de la mitad sur que favorecerá la calima.

Respecto a las temperaturas, este día seguirán al alza, y aunque la madrugada será fresca en la mitad norte, con valores inferiores a 10 grados, las máximas subirán en las horas centrales del día y se superarán los 25 grados en amplias zonas del territorio.

Así, por ejemplo, se registrarán 32 grados en Badajoz, Córdoba o Sevilla, y se rondarán los 30 grados en ciudades como Murcia, Toledo o Cáceres.

El sábado seguirá el tiempo anticiclónico en la mayor parte del país; sin embargo, un frente comenzará a acercarse desde el Atlántico y dejará nubes en Galicia y lluvias que irán ganando intensidad a lo largo del día en esa Comunidad y que, a última hora del día, se extenderán al resto de la región y zonas próximas.

Los termómetros marcarán esa jornada entre 30 y 31 grados en capitales como Toledo, Bilbao, Murcia y Sevilla y, como dato curioso, cabe destacar que Pontevedra será la capital más fresca, con valores cercanos a los 21 grados.

El domingo, el avance del frente dejará lluvias en Galicia, más abundantes en el norte y oeste de la región, en puntos de Asturias y en el noroeste de Castilla y León; en el resto, aumentará la nubosidad sin descartar chaparrones en el interior peninsular.

Ese día se alcanzarán 32-34 grados en ciudades como Córdoba y Sevilla, en Murcia 34 grados y en Toledo, Málaga, Logroño, Huelva, Ciudad Real o Almería se registrarán 30 grados e incluso en Santander se podrían rozar los 28 a 30 grados .

Del Campo ha alertado de que estas máximas tan altas vendrán acompañadas de vientos del sur, lo que disparará el riesgo de incendios hasta «muy alto o extremo» en el norte peninsular, en especial el domingo.

La próxima semana comenzará con el avance del frente por el noroeste, dejando precipitaciones un día más en Galicia, oeste de Asturias y de Castilla y León, entorno del sistema Central, interior de la Península y en puntos del nordeste, y con temperaturas que seguirán altas y que en el Cantábrico Oriental podrían marcar 30 grados una jornada más.

El ambiente será muy cálido, con noches tropicales en la costa mediterránea y en el Guadalquivir y con máximas que en Córdoba y Sevilla llegarán a los 35 grados. Temperaturas de pleno verano a mediados de octubre, ha recalcado Del Campo, quien ha incidido en que el martes habrá un «repunte térmico» que podría alargarse más días.

Hay que estar atentos al frente atlántico porque algunos escenarios de predicción acercan ese área de bajas presiones al interior peninsular, lo que podría dejar lluvias en otros puntos del occidente peninsular, además de Galicia, y con temperaturas no tan altas, ha concluido Rubén del campo.

Subir