El Rioja

Aldeanueva de Ebro convierte la vendimia en rotonda

La idea era inaugurar la rotonda de la Avenida Gonzalo de Berceo en época de vendimia. Sin embargo, el adelanto de la cosecha en Aldeanueva de Ebro ha hecho que haya sido al finalizar la labor más habitual de este mes en el municipio cuando se inaugure oficialmente la infraestructura.

El alcalde de la localidad, Ángel Fernández; el director general de Infraestructuras, Vicente Urquía; y la artista local Mapi Gutiérrez han sido los encargados de cortar la cinta inaugural. Después de 16 años esperando a que uno de los cruces más controvertidos de la localidad se convirtiese en rotonda, este lunes (aunque lleva ya meses en funcionamiento) se ha inaugurado esta infraestructura tan necesaria para el municipio.

Una rotonda dedicada a las labores de vendimia del pasado en la localidad riojabajeña gracias al trabajo de la artista local Mapi Gutiérrez, quien ha dejado su sello intrínseco en una de las entradas al municipio.

«En un principio la escultura del bayarte (una especie de camilla para transportar los comportillos de uva) estaba prevista para otro emplazamiento. Al darles la autorización para hacer esta rotonda, el consistorio decidió colocarla aquí. Era una rotonda muy grande para una sola figura, así que convencí al alcalde para hacer algo más y sobretodo para dar presencia femenina a la recreación», ha explicado Gutiérrez.

De esta manera empezó a documentarse sobre la labor de la mujer en los trabajos de vendimia en el municipio. «Puse una mujer vendimiando porque era un trabajo que hacían ellas. También hay otra imagen de una mujer con un cesto lleno y varios niños jugando alrededor porque, según me han contado, las mujeres en Aldeanueva nunca transportaban el cesto al comportillo. Lo llenaban, venía el hombre y se lo vaciaba».

En la rotonda aparecen todos los miembros de la familia en labores de vendimia. «Es el reflejo de que toda la familia colaboraba en los trabajos en el campo en época de vendimia. Se pasaban el mes que duraba la vendimia en el campo. Pasaban todo el día y, cuanto atardecía, con los riñones ardiendo, volvían a casa».

Las figuras son fácilmente reconocibles con el trabajo de Mapi Gutiérrez y con el de su tío Miguel Ángel Sáinz. «Van en la línea de lo que suelo hacer. Este tipo de esculturas se inician con Miguel Ángel y desde que no está yo intento plasmar todo lo que aprendí de él», ha detallado.

El proceso no es sencillo. «Todo se inicia modelando en barro en el taller. Esa es la parte más importante por la creatividad. Luego se hacen unos moldes y un vaciado con una resina mezclada con polvo de mármol para que quede como piedra artificial», ha concluido.

Subir