Cultura y Sociedad

Nieves Concostrina: «A algunas mujeres no se les deja avanzar»

Sergio Jiménez Foronda

La periodista y escritora Nieves Concostrina ha afirmado que “todavía existe discriminación en algunos lugares y hay un techo de cristal para algunas mujeres a las que no se les deja avanzar”, lo que cree que se puede combatir “dando a conocer a mujeres que han destacado”.

Concostrina (Madrid, 1961), quien ofrece este viernes en el Palacio de Congresos de Logroño la ponencia ‘Mujeres Tapadas y sobresalientas’, dentro de la Escuela de Feminismo de la Dirección General de Igualdad del Gobierno de La Rioja, ha precisado que «todavía hay problemas en determinados trabajos» para el acceso de las mujeres a los mismos, pero «en otros no y las mujeres ya están metidas en las ciencias y en todos los ámbitos”.

“Vamos avanzando a pasito de tortuga, dando a conocer a mujeres que han destacado y que nadie sabe que han destacado, porque es importante poder hablar de ellas para que las niñas conozcan que tienen antecedentes de siglos atrás de mujeres muy válidas en las ciencias, las artes y la literatura”, ha subrayado.

También ha asegurado que “lo contrario de feminismo no es machismo, lo contrario es ignorancia» porque «¿quién puede estar en contra de la igualdad de derechos y de oportunidades?”.

Sobre su ponencia ‘Mujeres tapadas y sobresalientas’, Concostrina ha explicado que es un repaso a la figura de una decena de mujeres, “unas más conocidas, otras menos”, como Dolors Aleu, quien fue la primera médica de España, o la escritora riojana María de la O Lejárraga, quien «es, o debiera ser, muy conocida en La Rioja”.

“Siempre que puedo, hablo de Lejárraga, y decidí que en Logroño no me la iba a saltar porque me he encontrado con que das por hecho que en un sitio se conoce mucho una cosa porque es suya y, luego, resulta que no”, ha precisado.

Además ha criticado la fuente logroñesa de Los Riojanos Ilustres, conocida también como fuente de las espaldas mojadas que, desde su punto de vista, “o está muy mal pensada, o está pensada con muy mala leche”.

A este respecto, ha indicado que se crea «una fuente con riojanos ilustres y no ves en ella a ni a una sola riojana, cuando ahí, en esta fuente, por lo menos, hay tres (de las ocho estatuas) que sobran”.

Ha puesto el foco en que esta fuente sea “tan reciente en el tiempo”, ya que fue levantada en 1999, y ha dicho que “si fuera de los años 50 dices ‘pues eran los tiempos’, pero es una fuente muy reciente en el tiempo como para haber obviado a Lejárraga”, ha lamentado.

“Los tiempos corren y en los sitios más progresistas se van arreglando estas cosas, dando su sitio a las mujeres y reconociendo su valía”, ha señalado Concostrina, quien ha valorado también que “en Logroño ya se ha creado un mural a Lejárraga”, mientras que Barcelona ha puesto el nombre de Aleu a un jardín.

Ha resaltado que “se pueden hacer muchas cosas, lo que se ha hecho con los señores se vaya haciendo con las señoras, es lo mismo, porque el feminismo, al fin y al cabo, solo es igualdad de derechos y de oportunidades, no hay que darle más vueltas a las cosas”. EFE

Subir