San Mateo

De degustación en degustación: el menú mateo

En San Mateo lo de echarse algo al estómago no tiene hora. Da igual que sea a las nueve de la mañana un delicioso chocolate que a media mañana un buen bocata de lomo con pimientos, unas migas a media tarde o un choripán antes de ir a cenar. El estómago de los logroñeses no parece tener fin estos días.

Y por eso de que no hay hora mala para comer, este jueves el Casco Antiguo logroñés, a eso de las once de la mañana, se ha convertido en un lugar perfecto para probar algunas de las numerosas degustaciones que llenaban el programa festivo de la mañana.

Confit de pato con reducción de vino de Rioja y pasas, brocheta de solomillo sobre queso camerano y salsa de pimiento en la plaza del Mercado; bocadillo de lomo en los jardines de Sagasta; calamares en la plaza Escuelas Daniel Trevijano; pincho en la calle Herrerías; bocatita de melva con pimientos en la Casa de Andalucía… El menú ha sido variado, el público también y los logroñeses han vuelto a demostrar que allá donde haya algo que echarse a la boca y un buen vino que probar, el éxito está asegurado.

Subir