El Rioja

La vendimia empieza ya: «No se puede esperar más»

La vendimia empieza la próxima semana: «No se puede esperar más»

Sorpresa en los campos riojanos. Aunque todo el mundo intuía que la vendimia de este año iba a ir adelantada, nadie sospechaba que fuese a ser de una manera tan acelerada. «No se puede esperar más». Así de tajante es Abel Torres, gerente de la cooperativa ‘Viñedos de Aldeanueva’, que empezarán a recoger los primeros granos de tempranillo blanco a partir de la próxima semana.

«Aún no sabemos si el martes o el miércoles, pero sólo que empezara a llover y no parara durante varios días evitaría que comencemos a mitad de semana», explica dando por hecho el inicio de la campaña para esta próxima semana y marcando así el inicio de una vendimia inusualmente adelantada.

La noticia ha llegado este martes con las mediciones realizadas en diferentes fincas de Aldeanueva de Ebro. «Hemos hecho análisis en diferentes puntos y nosotros mismos nos hemos sorprendido porque nuestra intención era empezar después de la Virgen, en torno al día 16, pero hemos visto que la mayoría de las parcelas en que las que hemos recogido muestras vienen con once grados, algunas incluso doce y eso puede suponer 12,5 grados para la semana que viene», detalla.

La fecha supondría más de 15 días de adelanto con respecto a la campaña del año anterior que se dio por iniciada el 25 de agosto. Así, recuerda que hay que remontarse hasta 2017 para ver una vendimia tan temprana en La Rioja. «Ese año fue una campaña con muchos problemas y en el que la cosecha venía muy escasa, y eso aceleró el proceso de maduración y comenzamos la vendimia también por estas fechas», cuenta.

Torres achaca esta aceleración de la maduración principalmente a la meteorología. «Se están uniendo tantos días de calor extremo con los riegos que estamos haciendo para que la planta no se nos venga abajo y se nos quede sin hoja», explica añadiendo que para los blancos es fundamental intentar que la planta no pierda frescura.

No será un inicio de vendimia testimonial porque la mayoría de las parcelas de tempranillo blanco están en las mismas circunstancias. «Hemos calculado que podemos estar hablando de medio millón de kilos de uva en esta primera semana», asegura.

El problema se plantea en la logística para empezar la vendimia. «Vamos a ver qué hacemos con las vacaciones y las contrataciones, porque ha sido una auténtica sorpresa», comentaba certificando así que quedan los días contados para que comience la vendimia en La Rioja. «No sabemos aún nada del resto de variedades pero está claro que esto puede marcar lo que vaya pasando con las demás».

Subir