La Rioja

El Metropolitano cambia su parada «central» del Labrador a la nueva estación

El Gobierno de La Rioja pondrá en marcha en los próximos meses el nuevo servicio de autobuses metropolitanos. Este incluirá mejoras en la ampliación de los horarios y nuevas paradas en los servicios. El consejero de Sostenibilidad, Transición Ecológica, Álex Dorado; y el director general de Infraestructuras, Vicente Urquía, han presentado las novedades este lunes. El importe total del paquete de mejoras asciende a 11,82 millones de euros que se repartirá en seis anualidades.

«El Metropolitano se trata de un servicio de transporte público sostenible y moderno, que va a incluir elementos de mejora que permitan elevar los estándares de calidad del mismo, de sostenibilidad, y también cubrir mejor las principales demandas de quienes utilizan este servicio», ha detallado Dorado Nájera. Entre las novedades más destacadas: mejoras en los horarios y frecuencias, nuevos servicios lanzadera, paradas con conexión en los polígonos industriales y nuevos horarios de verano.

Mejoras en los horarios y frecuencias

El Ejecutivo regional mejorará las frecuencias y horarios de las diferentes líneas con el objetivo de “disminuir los tiempos de espera y transbordo”, según ha explicado Dorado Nájera. De las 7 líneas principales, los días laborales de curso lectivo los servicios aumentarán de 101 a 134; en los días laborables de verano, los servicios pasarán de 76 a 106.

El servicio metropolitano pretende coordinar sus horarios con las entradas y salidas de los centros educativos y laborales. De esta forma, las llegadas a Logroño se estima lleguen a las 8:00 de la mañana y su retorno a las 14:00.

Asimismo, se amplían los horarios nocturnos que coinciden con el cierre del ocio en la capital, aumentando las frecuencias que pasarán de las 20:00 el último servicio, a las 23:00 las noches de los sábados. También aumentarán las frecuencias de las líneas entre semana; así, la línea M1 (Cenicero-Logroño) terminará servicio a las 22:45 de lunes a viernes.

La conexión Clavijo-Alberite (líneas M4A y M4B) mejorarán servicios; y la línea M6 (Murillo-Logroño) incluirá una nueva conexión Murillo-Agoncillo que “facilitará a los vecinos acudir al centro de salud e institutos en Murillo”, ha destacado Urquía.

Por otro lado, el servicio nocturno Búho aumentará sus horarios una hora antes las madrugadas del sábado al domingo, y todas las líneas que disponen de servicio nocturno (M1, M3-M6, M4, M5 y M7) contarán con una  nueva salida a las 6:30 a.m. desde Logroño.

Retorno de la lanzadera Cenicero-Logroño 

El servicio metropolitano de La Rioja vuelve a poner en marcha la línea que conectaba Cenicero con Logroño pasando por Fuenmayor y que reduce su trayecto de 1 hora a 27 minutos.

La línea M2 (Cenicero-Fuenmayor-Logroño) se incorpora con siete nuevos servicios diarios y supondrá la reducción de 1 hora a 45 minutos de la línea M1 (Cenicero-Fuenmayor-Navarrete-Logroño).

Nuevos accesos a los polígonos

Asimismo, para facilitar el desplazamiento de los trabajadores, se han incluido nuevas paradas en los polígonos industriales de Lentiscares en Navarrete, La Yasa en Albelda de Iregua, El Sequero en Agoncillo y Los Cabos en Alberite. 

Mejoras tecnológicas

“En la línea de sostenibilidad que pretende impulsar e implantar el gobierno de La Rioja, el Metropolitano contará con con la adquisición de un nuevo microbús eléctrico que elevará y mejorará el servicio a los municipios de Clavijo, Alberite, Murillo de Río Leza y Agoncillo”, ha destacado el consejero. Además, se mejorará e incluirá en los servicios el pago telemático y la vista del autobús a tiempo real, entre otros.

Otro de los objetivos para la siguiente legislatura, ha apuntado Urquía, es la unificación del pago del transporte público de Logroño y del metropolitano con la misma tarjeta. Por último, ha recordado que el pliego contempla el desplazamiento de la parada central del servicio metropolitano del Monumento al Labrado a la nueva estación de autobuses.

Subir