El Rioja

ABRA solicita al Gobierno vasco vender sus vinos con la etiqueta ‘Viñedos de Álava’

ABRA solicita al Gobierno vasco vender sus vinos con la etiqueta ‘Viñedos de Álava’

La Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa (ABRA) ha pedido al Gobierno Vasco vender en España vino con el etiquetado de ‘Viñedos de Álava’ mientras la Unión Europea resuelve el expediente en el que se solicita el aval para esta nueva denominación.

Fuentes del Ejecutivo vasco han confirmado la recepción de esa solicitud, que tendría un carácter transitorio hasta que Bruselas dé o no el visto bueno a esa nueva denominación que reclama esta asociación. En el caso de que la UE rechace dicha petición, a la que se opone firmemente el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja, la asociación ABRA tendría que retirar esa marca.

El proyecto de crear una denominación propia para los vinos de Álava se remonta a 2016, cuando a petición de unas 40 bodegas, ABRA inició el procedimiento para ello. Este se paralizó un año más tarde cuando el Consejo Regulador de la DOCa Rioja accedió a una mayor diferenciación para sus caldos con la posibilidad de incluir en el etiquetado de las botellas su origen por zona o por municipio.

En 2019 ABRA reactivó la petición al entender que esa diferenciación no cumplía las expectativas y en marzo de 2021 el Ejecutivo autonómico dio su visto bueno a tramitar la denominación ‘Arabako Mahastiak-Viñedos de Álava’.

La DOCa Rioja presentó un recurso en contra de esa «nueva y artificiosa» denominación, pero el Gobierno Vasco lo rechazó, con lo que envió el expediente al Ministerio de Agricultura, Pesa y Alimentación, administración competente para completar el registro ante la UE.

Ya entonces el ministro del ramo, Luis Planas, dijo que esa nueva denominación no era de su agrado porque la DOCa Rioja es «una referencia internacional cierta» y «una de las enseñas de calidad de mayor valor de la Unión Europea». Añadió que «todo lo que sume está bien» y «lo que reste» no le parece «lo más adecuado» pero dejó claro que es un tema que deben resolver los bodegueros y que el Ministerio tenía que tramitar la petición ante Bruselas.

También el Gobierno de La Rioja se ha opuesto a esa nueva marca «basada en la confrontación, que pretende crear confusión en los mercados y al consumidor y carece de elementos diferenciadores que justifiquen la necesidad de amparo específico». Siempre ha defendido por contra la unidad de la DOCa Rioja como denominación supraautonómica de la que forman parte Navarra, el País Vasco y La Rioja.

El expediente se encuentra ya en manos de las autoridades comunitarias pero como su resolución puede demorarse, ABRA ha decidido pedir al Gobierno Vasco el uso transitorio del nombre ‘Viñedos de Álava’ circunscrito en principio únicamente a España.

La directora gerente de ABRA, Inés Baigorri, ha explicado a Efe que ha pedido al Gobierno Vasco la concesión del Permiso Nacional Transitorio para poder vender vino de la Rioja Alavesa bajo esa marca, algo que a su juicio le será concedido porque el Ejecutivo autonómico ya dictó una resolución positiva respecto a esa nueva denominación.

El Departamento vasco de Sostenibilidad, Desarrollo Económico y Medio Ambiente que dirige Arantxa Tapia, y que es el encargado de resolver esta solicitud, ha precisado que no tiene un plazo definido para hacerlo. El Gobierno Vasco sí confirma que la solicitud saldrá adelante si la documentación remitida por ABRA es la correcta.

La directora de ABRA no tiene duda de que una vez concedido ese Permiso Nacional Transitorio (PNT) no sólo podrán vender esos caldos en España, sino en otros países hasta que la UE resuelva definitivamente este caso. El Gobierno Vasco por su parte coincide en que «pueden vender fuera, pero el permiso les avala solamente en el Estado español».

Actualmente se desconoce cuántas bodegas quieren utilizar en su etiqueta el nombre de ‘Viñedos de Álava’ porque al parecer muchas de esas 40 bodegas que apoyaron la iniciativa hace seis años se han ido descolgando del proyecto.

Inés Baigorri tampoco ha precisado el número de adhesiones a esta iniciativa «porque puede sumarse cualquiera que cumpla el pliego de condiciones» de la nueva denominación y recalca que lo importante es preguntarse por qué esas bodegas quieren abandonar la DOCa Rioja. «Porque no les da el amparo que precisan», responde la responsable de ABRA, que aclara que «no están haciendo nada ilegal».

Subir