La Rioja

Última llamada en La Vieja Estación de Logroño: «Volveremos renovados»

La Vieja Estación se despide de la noche logroñesa: «Los hábitos han cambiado»

¡Pasajeros al tren! Última llamada para los viajeros que llevan toda su vida subidos a esa locomotora que salía de La Vieja Estación, en la Plaza del Mercado de Logroño, con destino al pop rock de los años 80 y 90. Aprovechen este último viaje porque el andén más mítico de la ciudad cierra el próximo 30 de julio.

Los tiempos cambian, y con ellos las costumbres, más con una pandemia de por medio. «La noche ha vuelto a coger su ritmo, incluso lo ha mejorado, pero la gente ya no tiene los mismos hábitos», explica Eduardo Jiménez, socio de La Vieja Estación. Las terrazas se llenan antes, «la gente joven ahora sale jueves, viernes, sábados y domingos si se puede», y los de 30 en adelante, ¿dónde van? «Bretón de los Herreros ha conseguido una zona muy chula para gente de esa edad y, una vez allí, ya cuesta bajar a la Plaza».

Por ello, el tiempo de La Vieja Estación ha llegado a su fin. Una noticia que ha calado hondo en los fieles viajeros que llevan años cantando a todo pulmón eso de ‘labios de fresa, sabor de amor’, ‘el amanecer me sorprenderá dormido, borracho, en el Cadillac’ o ‘estoy clavado, estoy herido, estoy ahogado en un bar’. «¿Cómo vais a cerrar si yo conocí aquí a mi mujer?». Por eso mismo, «porque la conociste, te casaste, ahora tienes hijos y las diez veces que salías antes se han convertido en una», lamenta Jiménez.

Continuará…

Pero, tras vueltas y vueltas a la cabeza, Eduardo y sus socios han decidido emprender una nueva aventura. No será en el mismo tren, pero sí saldrán de la misma estación, aunque ya no queden ni los andenes. «A partir del 1 de agosto empezaremos con las obras para, si todo va bien, abrir un nuevo negocio en septiembre».

La idea es darle un «rollo moderno» al local, tanto en diseño como en música. Jiménez confiesa que no quiere cerrarse cien por cien al reguetón, de hecho este nuevo negocio contará con un DJ»que jugará con la música pensando tanto en la gente joven como en los fieles que sabemos que seguirán viniendo».

De momento, el sábado 30 de julio las puertas de esta estación se cerrarán, no sin antes despedirse por todo lo alto el día 23. «Queremos agradecer a todos los amigos que llevan con nosotros tantos años y, para ello, vamos a hacer una despedida donde abriremos en torno a las 21 horas, pondremos cosas de comer y habrá sorteos».

Subir