Especial Enoturismo

Messura estrena los mágicos atardeceres musicales de Campo Viejo

Atardecer, ocaso o crepúsculo. Pinceladas rojas, rosadas, naranjas y amarillas que se convierten en momentos, a veces demasiado efímeros, que merecen la pena ser exprimidos con una copa de vino en la mano. A 110 metros sobre el nivel del río Ebro, a ritmo de la mejor música en directo, la terraza de Campo Viejo vuelve a regalarnos sus ‘Sunsets’.

Con el viñedo a nuestros pies y rodeados de los montes riojanos, alaveses y navarros en el horizonte, «este espacio es un lugar de desconexión total». Así lo define Marta Gómez, responsable de relaciones públicas en Bodegas Campo Viejo. «Los que tenemos la suerte de trabajar aquí disfrutamos de estos atardeceres y de la naturaleza que nos rodea cada día y lo que más nos gusta es poderlo compartir con todo el mundo». Y qué mejor forma que acompañarlos con los vinos de la bodega, una gastronomía cuidada y la música más actual en unas tardes inolvidables. Este año con Messura, Paul Alone y Marlena.

Este verano arranca con la segunda edición de Campo Viejo Sunsets que tan buenas sensaciones dejó el año pasado. El escenario levanta el telón de guirnaldas para dejar ver tras de sí, ese momento del sol terminando de esconderse. Poco a poco se va echando la noche y los colores se funden en un espectáculo de luces que ilumina los edificios y este año, también, el jardín de variedades.

«El ambiente que se crea en torno a la música, el viñedo, la naturaleza y el vino se disfruta mucho», adelanta Marta. Tras la buena acogida de la edición pasada, Campo Viejo ha mejorado la experiencia y como novedad incorpora el servicio de autobús, desde el Espolón de Logroño, para facilitar el desplazamiento de ida a las 19 horas y regreso a las 00. El próximo 1 de julio el bus pondrá rumbo a la bodega logroñesa donde la música de Tangerine Sista recibirá a los asistentes, encendiendo el fuego de los Sunsets.

Y a partir de las 21.30 horas llega el momento del grupo riojano Messura en formato acústico. La banda al completo con su energía y su talento, fusionarán el clasicismo y la introspección con melodías como ‘Invertebrados’ y ‘Reinass’ que ya conquistaron al público el año pasado y que tan buen sabor de boca dejaron a todos. «Ese recuerdo quedó grabado en nuestra memoria y por eso volvemos a repetir. Pocas oportunidades hay de ver al grupo al completo en acústico y hacerlo en este escenario de nuevo y con esta atmósfera es increíble». Marta recuerda cómo la edición pasada el propio grupo se emocionó y terminó el concierto entre abrazos y lágrimas. «Fue magia pura».

Y entre nota y nota, una copa de vino de Campo Viejo, Azpilicueta y Alcorta y algo de comer. «Este año contaremos con la foodtruck de Campo Viejo, desde donde se servirán ricas hamburguesas recién hechas o perritos calientes para que todo el mundo disfrute del vino y de la gastronomía».

Una vez Messura se baje del escenario, la fiesta continúa hasta las 00 horas de nuevo con DJ Tangerine Sistas, «porque se está tan a gusto que no te irías nunca de aquí».

Además, en esta segunda edición, Campo Viejo propone pases limitados a lo largo de esa tarde para acceder a una actividad sensorial ganadora del Premio Best of Wine Tourism 2022 a la propuesta de enoturismo más innovadora: Color Lab Experience. «Lo planteamos como una experiencia opcional y con pases limitados para que los asistentes comprueben cómo el sentido del gusto puede verse afectado por el entorno que nos rodea, el ambiente, la música que escuchamos o los colores que vemos… cómo los interpreta nuestro cerebro y cómo pueden afectar al sentido del gusto», explica Marta. Una buena oportunidad para experimentarlo el viernes 1 de julio.

Sin duda, Campo Viejo Sunsets, que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Logroño, será la mejor ocasión para conocer más de cerca esta maravillosa Bodega, su entorno rodeado de viñedos, sus vinos, las diferentes experiencias o actividades que realizan y el espacio privilegiado en el que se enclava la experiencia, pero sobretodo, descubrir al gran equipo humano que hay detrás y la ilusión con la que cuidan y miman cada proyecto y a cada persona que les visita.

Subir