La Rioja

El presunto asesino de Álex presenciará la declaración de dos menores el miércoles

Foto: Javier Belver (EFE)

Francisco Javier Almeida, presunto autor del homicidio de Álex (9 años) en Lardero el pasado mes de octubre, ha accedido a presenciar, el próximo miércoles en Logroño, la declaración de dos menores que estaban en la zona cuando ocurrieron los hechos.

Así lo ha explicado a Efe la abogada Alicia Redondo, quien ejerce la acusación particular en nombre de los padres del menor y la popular, en representación de la Asociación Clara Campoamor. Ha recordado que el acusado, quien estaba en libertad condicional desde abril de 2020 cuando ocurrieron los hechos, se ha negado a participar en otros procedimientos de este proceso judicial, pero ha accedido a hacerlo en el del miércoles.

Almeida, de 54 años, fue detenido el pasado 28 de octubre en su domicilio de Lardero, a unos 5 kilómetros de Logroño, minutos después de, presuntamente, asesinar a Álex, al que había engañado para que le acompañara a su casa mientras jugaba disfrazado de la niña del exorcista con motivo de las fiestas de Halloween.

Foto: Javier Belver (EFE)

Tras ingresar en la prisión de Logroño, fue trasladado, el 4 de noviembre, a la de Segovia, de la que ha regresado a la de la capital riojana el pasado viernes, donde permanece aislado hasta que participe en el trámite del próximo miércoles.

Redondo ha explicado que a Almeida, en todo este tiempo, se le ha preguntado en otras ocasiones si iba a participar en diferentes trámites de este proceso judicial. Por ejemplo, ha detallado, el volcado de datos de sus equipos informáticos debe realizarse en presencia del acusado, salvo que él rechace estar y así fue con Almeida.

Condiciones de seguridad

En el Juzgado de Instrucción número 2 de Logroño, el día 29, declararán dos menores que estaban en la misma zona de juegos del parque del que presuntamente el acusado se llevó a Álex. La declaración de estos niños se realizará en una ‘sala gesell’, en la que ellos mantendrán total privacidad y no tendrán ningún contacto con el acusado.

Además, esta prueba tiene carácter legal y, al realizarse de este modo, no tendrá que repetirse en el juicio, para proteger a testigos vulnerables, como pueden ser niños de corta edad. En este tipo de pruebas se tiene que dar la oportunidad al acusado de asistir, pero «muchos lo declinan», han explicado a Efe fuentes judiciales.

Subir