Especial Enoturismo

De la cepa a la bodega en bicicleta: Izadi apuesta por el turismo sostenible

En el triángulo que conforman los pueblos de Villabuena, Samaniego y Ábalos se asientan un centenar de parcelas viejas orientadas al sur, amparadas por el especial microclima que predomina en Rioja Alavesa. Terrenos que siguen criterios de viticultura integrada, respetando al máximo las condiciones naturales del viñedo y del entorno, todo bajo la filosofía y esencia de Bodegas Izadi.

Fundada en 1987 por Gonzalo Antón, Izadi se enfoca directamente en la gastronomía desde el respeto a la materia prima, a los orígenes y con un propósito claro: el de ofrecer grandes vinos abiertos a todos los consumidores sin olvidar su compromiso con la sostenibilidad. «Es imprescindible que todos aportemos nuestro granito de arena para poder asegurar una continuidad de nuestro entorno, el que no olvidemos, nos proporciona el vino», subraya Iván Pérez, director de Marketing de Izadi.

Con la siempre firme idea de abrir sus puertas al aficionado del mundo del vino para dar a conocer la filosofía y forma de trabajo, esta bodega ha decidido apostar por una nueva forma ecológica de vivir y disfrutar el enoturismo en la época en la que la viña muestra su mayor esplendor, desde la brotación hasta el fin de la vendimia.

La propuesta ‘El Regalo sobre ruedas’ permite al visitante sumergirse en bicicleta eléctrica en un entorno sin igual repleto de cepas viejas plantadas en microparcelas. Una experiencia única que reivindica el origen de todo el proceso, «más si cabe teniendo en cuenta que nos encontramos en uno de los municipios con mayor concentración de viñedo viejo de Rioja, en Villabuena de Álava».

El visitante, de forma cómoda y sostenible, puede así aproximarse al viñedo, «y eso el lo que más aprecian, el estar en contacto con la materia prima, el campo y el paisaje». Iván destaca además que son experiencias de un máximo de ocho personas, «lo que nos permite interactuar mucho con el turista y facilitar ese sumergirse en la cultura vitivinícola de Rioja».

Tras el paseo, vuelta a la bodega, donde se les cuenta cómo aquello que han visto en un viñedo singular, -cómo se cultiva, cómo se trabaja en ecológico-, «ahora se trabaja de forma muy respetuosa para que pase de uva a vino». Para culminar la experiencia, un pequeño aperitivo junto con la cata del vino Premium de la bodega, Izadi El Regalo, elaborado exclusivamente con este pequeño pago octogenario.

Y para los que la excursión se les queda corta, otra opción: alargar el paseo por Villabuena de Álava, «donde conocen el pueblo, su arte, historia y patrimonio».

Además de esta experiencia interactiva en la que el visitante participa desde el minuto inicial, la bodega se mantiene muy activa en la organización de visitas a bodega diarias con diferentes opciones de maridaje para fechas especiales. El cliente puede disfrutar de una completa experiencia diseñada para mostrar sus dos grandes pasiones: el vino y la gastronomía.

«Empezaríamos con un didáctico recorrido que tiene como hilo conductor el proceso de elaboración del vino. Una visita muy cuidada que transcurre por los cinco niveles que vertebran la bodega, ayudando a la uva a descender, de forma natural, gracias a la gravedad». A continuación, el visitante descubrirá una elegante zona de degustación de tres vinos: Izadi Blanco, Izadi Crianza e Izadi Selección, especialmente maridados con una selección de productos gourmet.

Además, tras la pandemia, la demanda del Wine Bar ha crecido notablemente. «Hay gente que, por lo que sea, no quiere llevar a cabo las experiencias de visita o paseo, pero sí quieren probar el vino de la bodega. En nuestro wine bar, interior y terraza, pueden disfrutar de un ‘tasting’ de diferentes vinos y productos compartiendo con nosotros sus curiosidades e impresiones».

Bodegas Izadi

– Herrería Travesía II, Nº 5 (Villabuena, Álava)
– 945 609 086
Página web

Subir