Especial Enoturismo

La Sonsierra abre sus puertas a un turismo singular de calidad

Los planes enoturísticos en Bodegas Sonsierra comenzaron a rodar en mayo de 2021 con las mayores expectativas puestas en el año siguiente, después de pasar un periodo de transición entre el fin definitivo de las restricciones por la pandemia y el entusiasmo del público por volver a disfrutar del ocio en los entornos vitivinícolas.

Así que Viñedos de Sonsierra, la nueva bodega destinada a los vinos de Viñedo Singular, ha impulsado desde entonces un abanico de actividades abiertas al exterior aprovechando el patrimonio natural y cultural que ofrece la emblemática villa riojana de San Vicente de la Sonsierra. Que no falten los paseos a caballo en calesa entre viñedos, una ruta circular por las aguas del río Ebro en kayak o recorridos en bici eléctrica y quad.

«Este año como novedad hemos incorporado una visita a El Manao, uno de nuestros viñedos singulares, donde conocer las particularidades del paisaje, ahondando en la flora y fauna que lo rodean y, por supuesto, catando este vino tempranillo cien por cien», explica la responsable de Enoturismo en Bodegas Sonsierra, Cristina Hernando.

Una oferta que está atrayendo la atención de muchos amantes del vino y que se suma a la habitual visita a bodega que incluye el programa dentro de la bodega Viñedos de Sonsierra, un espacio más adaptado a la actividad enoturística que la cooperativa. «Aquí ofrecemos un recorrido de tres paradas con diferentes maridajes para conocer cada uno de los rincones más selectos de Sonsierra».

Wine bar de Bodegas Sonsierra

Con la temporada de verano ya iniciada, Hernando tiene muy buenas sensaciones en cuanto a afluencia de público: «Ya ha llegado el cliente europeo y vamos a tardar poco en recuperar la normalidad porque el año pasado todavía teníamos una mayor presencia de público nacional. Pero siempre hemos incidido en nuestra intención de centrarnos más en la calidad de la visita que en ampliar aforos. Una máxima que compartimos todas las bodegas del municipio porque no queremos masificar la zona».

Y ahí, su wine bar cobra gran importancia entre los visitantes, quienes pueden degustar las quince referencias de vino de la bodega (incluidos los tres de Viñedo Singular) con total libertad y comodidad, sirviéndose ellos mismos, sin límite de tiempo y eligiendo el formato de la copa que prefieran. «Un formato que tiene gran demanda porque es, además, una perfecta opción para quien viene a comprar y quiere probar los vinos para decantarse por uno u otro. Y si se necesita cualquier tipo de información, siempre hay personal para resolver las dudas», explica la responsable.

Así mismo, el equipo de Bodegas Sonsierra está en constante comunicación con la Oficina de Turismo del municipio para realizar visitas al castillo o la Ermita de Santa María de la Piscina y aprovechar así el escenario cultural y vitícola que gira entorno a esta tierra a través de una «estrecha y continua colaboración con el ayuntamiento, al igual que el resto de bodegas». Por otro lado, Hernando avanza que ya se barajan diferentes opciones de cara al invierno para adaptar las instalaciones y organizar diferentes eventos culturales.

Bodegas Sonsierra

– Paseo de Logroño nº3, San Vicente de la Sonsierra
– 941 334 031
Página web

Subir