La Rioja

El exalcalde de Villamediana, a juicio el próximo 30 de junio

Comparecencia de Tomás Santolaya en la comisión de investigación del Parlamento, en diciembre de 2017

El exalcalde de Villamediana de Iregua, Tomás Santolaya (PP), se sentará el jueves de la próxima semana (30 de junio) en el banquillo de los acusados como presunto autor de un delito continuado de prevaricación administrativa, por el que el fiscal le reclama 10 años de inhabilitación para el desempeño de empleo o cargo público.

La causa por la que juzgan a Santolaya (la vista oral tendrá lugar en el Juzgado de lo Penal número 3 de Logroño) parte de un escrito trasladado al Ayuntamiento a finales de 2019, en el que se denunciaba la contratación discrecional (a dedo) del bufete Barinaga Abogados por un montante conjunto de 128.167,58 euros para defender al Consistorio en cinco procedimientos judiciales.

La comisión informativa de Cuentas del Ayuntamiento de Villamediana dio el visto bueno al lote de minutas (en un único procedimiento se desembolsaron más de 115.000 euros) para que el pleno municipal aprobara su abono, como así ocurrió con la unanimidad del voto en agosto de 2017 (ya con la socialista Ana Belén Martínez como alcaldesa), si bien en dicha sesión se ausentaron cuatro de los ediles de la corporación.

Tomás Santolaya, ex alcalde de Villamediana, dimite tras ser imputado por un presunto delito urbanístico

En la fase inicial del proceso el fiscal tomó declaración a los ediles que validaron el abono de las facturas a Barinaga Abogados -pertenecientes a PSOE, PP, Cs, IU y Partido Riojano-, así como a la secretaria municipal, a la interventora del Consistorio y al exalcalde Santolaya, que se mantiene como único acusado en el proceso.

La pieza contra Esteban Pardo, vista para sentencia

Esta misma semana se ha celebrado el juicio contra Esteban Pardo Calderón, el supervisor del polémico Plan General Municipal de 2013 -que supuso la legalización del chalé del expresidente de La Rioja, Pedro Sanz-, a quien el fiscal considera autor de un delito de negociaciones prohibidas, por el que le reclama la suspensión para empleo y cargo público durante el plazo de 5 años, así como el pago de una multa de 3.650 euros.

El escrito de calificación del Ministerio Público recordaba que Pardo Calderón ocupaba desde 2007 un cargo de asesor técnico en el Ayuntamiento villametrense, pero a partir de 2011 asumió las funciones de arquitecto municipal, al quedar vacante la plaza, «pese a no ser funcionario de carrera».

A partir de ese momento, y hasta 2019, Esteban Pardo realizó funciones «como asesor e inspector» del Consistorio encabezado entonces por Tomás Santolaya (PP), «firmando sus informes como arquitecto municipal». Así, fue él mismo quien «realizó informes en licencias de obras y ocupación, así como las actas de inspección sin el correspondiente informe jurídico que deben firmar los funcionarios habilitados para ello».

Comparecencia de Esteban Pardo ante el Parlamento, en febrero de 2018.

Además de incurrir en la irregularidad de asumir funciones para las que no estaba habilitado, el Ministerio Público destaca que Esteban Pardo figuraba como titular único del estudio Play Arquitectura SLP, empresa constituida en 2012 (es decir, ejerciendo ya un rol clave en la concesión de licencias municipales), que «fue contratada al menos 17 veces por el Ayuntamiento entre 2012 y 2017».

Pero es que, además, la Fiscalía no pasa por alto que «salvo una excepción, todas las obras fueron realizadas por el acusado directamente o a través de su empresa, asegurándose que fueran considerados contratos menores al facturarse por separado el proyecto y la dirección de obra y que así la cantidad no superase los 18.000 euros», lo que obligaría al Ayuntamiento a someter a concurso público la concesión de los trabajos.

En el escrito de calificación, el Ministerio Público señala cinco proyectos presentados por Play Arquitectura en los que figura un informe de supervisión del Ayuntamiento de Villamediana suscrito por Esteban Pardo Calderón, y otras cinco actuaciones que cuentan con «proyectos presentados y facturados por Esteban Pardo como persona física, pero con el logotipo de Play Arquitectura y en el que se emitió un informe de supervisión rubricado por Esteban Pardo».

Subir