Educación

CCOO exige medidas urgentes para paliar la ola de calor en las aulas

Comisiones Obreras (CCOO) ha vuelto este jueves a exigir a la Consejería de Educación que tome medidas ante las previsiones de temperaturas cercanas a los 40 grados durante toda la semana, que constituyen un problema para el normal desarrollo de la actividad lectiva debido a la «deficiente» climatización de la «inmensa mayoría de los centros riojanos».

Dada la «precariedad» de las infraestructuras educativas para afrontar las altas temperaturas, CCOO considera necesaria «la suspensión total o parcial de la actividad lectiva durante los momentos álgidos de la ola de calor en aquellos centros en los que las condiciones térmicas sean incompatibles con la actividad educativa, ya que «la falta de previsión e inversión de la Administración, pone en riesgo la salud del alumnado y de las trabajadoras y trabajadores de la enseñanza».

El sindicato recuerda que el Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, establece que «la temperatura de los locales donde se realicen trabajos sedentarios propios de oficinas o similares (centros educativos) estará comprendida entre 17 y 27 grados centígrados».

Por ello, desde CCOO exigen los siguientes puntos:

– «Que ante situaciones de este tipo se permita a los centros, en base a su autonomía organizativa y en función de sus características específicas y etapas a las que imparte enseñanza, adoptar medidas urgentes tendentes a paliar los efectos de las altas temperaturas en dos vías: organizativas (flexibilidad de horarios, agrupamientos, etc.) y de recursos económicos para la compra de los materiales necesarios.

– Abordar un plan nacional para adaptar los centros escolares a estas nuevas realidades que conlleve el estudio y análisis de la realidad bioclimática y de confort de los centros para determinar sus características en base a su ubicación geográfica, orientación, grado de exposición al sol, tipología constructiva, materiales de construcción empleados, calidad del aislamiento, etc. de forma que se determine sus necesidades específicas (ventilación, cerramientos, aislamiento de paredes, necesidad de aparatos de aire acondicionado, elementos de sombra en los patios, etc.).

– Que las distintas administraciones actúen decididamente ante la emergencia climática contra la que nos enfrentamos y que produce efectos nocivos para el bienestar y la salud de la comunidad educativa de nuestro país.

– Nuestros centros educativos deben proporcionar el derecho a la educación en condiciones óptimas de seguridad, salud y sostenibilidad. Estamos en un momento clave de emergencia climática. Hay que actuar ya. Es una necesidad inmediata y un pasaporte al futuro».

Subir