Educación

Historias de la EBAU: nervios, apuntes y pocas mascarillas

FOTO: EFE/Abel Alonso.

Sergio Jiménez Foronda.- La Rioja ha acogido este miércoles el pistoletazo de salida a nivel nacional de la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU), en un inicio de jornada marcado por los nervios de los estudiantes, quienes no han soltado los apuntes hasta el último minuto, y en la que se han visto pocas mascarillas.

El entorno del polideportivo de la Universidad de La Rioja (UR) se ha llenado desde primerísima hora de la mañana de cientos de estudiantes mochila al hombro y apuntes en mano, reunidos en pequeños grupos para «rascar» los últimos minutos antes del inicio del primer examen para cerca de 1.500 alumnos, repartidos entre Logroño y Calahorra, aunque seis no se han presentado.

Esos nervios los han perdido algunos y otros los han mantenido tras salir del primer examen, que ha sido el de Lengua y Literatura, en el que los alumnos, en el comentario de texto, han tenido que elegir entre un escrito de Almudena Grandes sobre el feminismo y las personas transexuales, y otro del periodista Víctor Lapuente acerca del conflicto bélico en Ucrania.

FOTO: EFE/Abel Alonso.

Eran dos opciones que entraban en las posibilidades y que se «esperaban», dado que Almudena Grandes falleció en noviembre de 2021 y la guerra de Ucrania está de plena actualidad. No han fallado los textos «clásicos» de la EBAU en la parte literaria, dado que han tenido que optar por responder a preguntas sobre los libros ‘El árbol de la ciencia’, de Pío Baroja; o ‘Crónica de una muerte anunciada’, de Gabriel García Márquez; y, en la parte teórica, entre la poesía de los años 60 o el teatro de Federico García Lorca.

Antes de empezar la EBAU, Sonia Tremp, quien ha finalizado Bachillerato en el Instituto de Educación Secundaria (IES) Batalla de Clavijo de Logroño, ha confesado a Efe que estaba «un poco nerviosa, pero intentando no tener mucha presión porque, en realidad, ya está todo hecho».

FOTO: EFE/Abel Alonso.

Aspira a estudiar Filosofía en Madrid, para lo que necesita sacar una nota de alrededor de 8,6, algo que espera conseguir, a pesar de haber tenido, «poco tiempo» para prepararse este examen, ante lo que procura «estar tranquila».

Su compañera de instituto, Sara García, también ha dicho a Efe que no se encontraba «tan nerviosa» como esperaba que iba a estar, aunque «es cierto que los nervios del principio no te los quita nadie». «Voy con tranquilidad porque he llevado un curso muy bueno. Entonces, todo el esfuerzo ya está hecho», ha apuntado esta estudiante, quien se ha preparado para esta prueba al igual que para el resto de exámenes y «con tranquilidad».

FOTO: EFE/Abel Alonso.

Menos relajado se ha mostrado a Efe en estos momentos previos el alumno del Centro Sagrado Corazón-Jesuitas de Logroño Nathan Matamoros, que estaba «muy nervioso» porque, a pesar de haber «estudiado muchísimo», no sabía lo qué le iban a preguntar en el examen.

«Llevo meses estudiando esto y espero que salga bien, confío mucho en lo que salga, voy a estudiar Psicología y voy a intentar ir a la Universidad de Salamanca. El año pasado la nota de corte era un 10,5, pero está subiendo mucho, de 11 para arriba», ha precisado.

Álvaro Martos, compañero de colegio, estaba nervioso porque le hace falta sacar buena nota, ya que quiere estudiar Enfermería y, «dependiendo de la comunidad autónoma, hace falta un 11 alto o casi un 12», aunque le gustaría cursarlo en La Rioja.

Nervios compartidos

La EBAU se vive con intensidad por parte de los estudiantes, de los profesores y de las familias, como ha demostrado este miércoles la presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, al inicio del pleno del Parlamento regional, en el que ha deseado «una inmensa suerte» a los que se presentan a esta prueba.

«Es una prueba decisiva para el futuro de estos estudiantes, entre los que se encuentra mi hijo, y también los de muchos otros riojanos. A ver si tienen suerte y les va bien», ha dicho.

Subir