La Rioja

El chapuzón deberá esperar: el calor no adelanta la apertura de las piscinas

El calor no adelanta la apertura de las piscinas

El verano se ha adelantado un pelín. La llegada del calor a La Rioja pide a gritos un buen chapuzón, tomar el sol sobre el césped y disfrutar de días de piscina. Altas temperaturas que podrían hacer pensar en la posibilidad de anticipar la apertura de las piscinas, pero habrá que esperar hasta mediados de junio para zambullirse.

Afortunadamente, este año las piscinas volverán a ser lo que fueron allá por el 2019: lugares sin límites de aforo, sin filas, sin mascarilla. Lo que no cambia es la fecha de apertura. Tal y como está estipulado, las instalaciones deberán abrirse del 15 de junio al 15 de septiembre. «La apertura de dichas instalaciones conlleva una serie de contratos, seguros y trabajos que no se pueden improvisar en función de la temperatura que haga», explican desde Logroño Deporte, responsable de la gestión de las piscinas municipales de la capital riojana (Las Norias, Varea y El Cortijo).

«Para dar un buen servicio hace falta una planificación y trabajar con un horizonte. No se puede improvisar porque haya varios días de calor. Las previsiones meteorológicas son muy cambiantes y cada día que las instalaciones están abiertas conlleva un gasto importante», añaden

Otros centros como La Hípica tienen previsto flexibilizar su temporada. «Siempre y cuando cuadre con los créditos de socorristas y mantenimiento de las piscinas, abriremos el 9 de junio». Porque aquí está el ‘quid’ de la cuestión: el dinero y los recursos. Desde la dirección de La Hípica detallan que para San Bernabé solo abrirán una piscina para dar servicio a los usuarios que lo deseen (a partir del día 15 que estarán disponibles todas) y, esa semana de anticipación, se compensará cerrando la misma antes del 15 de septiembre.

Lo mismo sucede en las piscinas privadas. Pablo Huidobro, gerente de Casa Paz, señala que los espacios de las comunidades de vecinos se abrirán sin ningún tipo de restricción -a excepción de alguna que quiera instaurar alguna limitación a nivel particular-, en torno al Día de La Rioja y las fiestas de San Bernabé. «La comunidad autónoma estipula que sea a partir del 15 de junio. Si los propietarios quieren ternerla a punto antes, tienen que correr con los gastos».

Y aquí es donde llega ‘la fiesta’. Pagar los gastos derivados de la depuradora, el mantenimiento, la limpieza… ¿y si resulta que hace mal tiempo? «Este suele ser asunto de discusión en las reuniones. ‘La hemos abierto y no la utilizamos’, ‘solo bajan dos’…», explica.

Y es que la apertura de las piscinas en las comunidades de propietarios está limitada, «más que por el tiempo, por los costes». Aún con todo, Huidobro subraya que la mayor parte de las fincas que Casa Paz administra inaugurarán su temporada para San Bernabé, donde el buen tiempo está prácticamente asegurado junto a las vacaciones escolares.

Subir