La Rioja

Adolescencia en Alcaste-Las Fuentes: «Tener a alguien que te escuche hace que te sientas mejor»

FOTO: Fernando Díaz

Llega un momento en la vida de los jóvenes donde se replantean ‘¿quién soy?’, ‘¿dónde voy?’ ‘¿qué hago con mi vida?’. La adolescencia, esa etapa de ruptura con cientos de cosas…, una época con tantas meteduras de pata… En Alcaste-Las Fuentes conocen la importancia de estos años y trabajan para ayudar a los jóvenes a centrar mejor su vida para que no se convierta en una etapa traumática y, al mismo tiempo, reconstruir esos puentes que se van dinamitando.

La figura del tutor personal es clave en la filosofía del centro. Están estructuradas desde Infantil y Primaria y a partir de 3º de la ESO los alumnos pueden elegir su tutor personal. «Conocemos muy bien a nuestros estudiantes y les planteamos retos de mejora, temas de superación, no solo académicos, sino personales para que canalicen sus habilidades y puedan convertirlas en oportunidades», destacan desde la dirección de Alcaste-Las Fuentes.

Forjar personalidades fuertes y con carácter es uno de los objetivos principales de la institución, y eso «exige hablar con ellos, ayudarles a reflexionar, a gestionar sus emociones, a darse cuenta de que cada acto conlleva una consecuencia, en definitiva, a educarles». Pero todo ello sin ninguna pretensión de suplir a los padres. «Somos una figura que apoya el proyecto de cada familia. Debe haber un equilibrio y sabemos que no podemos extralimitarnos en nuestras funciones. Preguntamos a los padres ‘¿qué queréis para vuestro hijo?’ y a partir de ahí construimos juntos».

Foto: Fernando Díaz

Durante los años en los que se desarrolla la educación en Secundaria, lo fundamental es que los estudiantes vayan cogiendo buenos hábitos de trabajo y estudio. Luego llega el salto madurativo y a partir de 4º de la ESO, el departamento de Orientación comienza a tener más presencia. «Les acompañamos en sus primeras visitas a universidades, desarrollamos una serie de test… pinceladas suficientes para que vayan cogiendo motivación por seguir adelante y hagan visible un objetivo». En definitiva, despertar las inteligencias múltiples para saber cuáles son sus talentos académicos.

Los tutores son los grandes tesoros de Alcaste-Las Fuentes, pero los idiomas no se quedan atrás. «El centro es una oportunidad de crecimiento siempre desde el punto en el que cada alumno parta. Cuando llegan hacemos unas pruebas de nivel para marcar en los primeros meses una programación especial para cada niño. Se trata de acompañar a cada uno según el nivel que trae y, a partir de ahí, mejorar». Por ello, lo que para muchas familias puede parecer un obstáculo, el de los idiomas, se convierte en una gran oportunidad.

Jorge Sáenz, 4º de la ESO

Este joven estudiante es de un pueblo cercano a Logroño pero donde la educación acaba con el fin de la Primaria. Llegó a Las Fuentes para cursar 1º de la ESO y lo que más le llamó la atención y más le gustó era «que las clases no estaban masificadas. Somos grupos más pequeños que en otros sitios y eso hace que los profesores te conozcan mejor y sepan qué capacidades tienes y lo que puedes llegar a hacer. Eso te motiva mucho».

Foto: Fernado Díaz

La confianza que transmiten los tutores es otra de las ventajas que destaca Jorge, porque «con ellos puedes hablar con total libertad de lo que te pasa dentro y fuera del colegio. Si he peleado con un amigo le puedo escribir un correo y al día siguiente lo hablamos». La acogida por parte de los compañeros también es reseñable, «aunque esto es como todo, siempre hay gente más empática y otra con la que conectas menos, pero en general me trataron muy bien y se volcaron, tanto ellos como los profesores con mi nivel de francés».

Este futuro médico, o eso es lo que de momento más le llama a Jorge, anima a otros jóvenes y familias a escoger Alcaste-Las Fuentes porque «nos inculcan unos valores muy positivos desde el primero momento y fomentan mucho los proyectos, trabajos en grupo, el respeto…». Además, Jorge está muy orgulloso de cómo ha mejorado desde que está en el colegio su manera de expresarse y hablar, «tanto con los compañeros como con personas que no conozco».

Andrea Vallejo, 2º de la ESO

«Estoy muy cómoda siempre que vengo al colegio». Así describe Andrea su experiencia en Alcaste-Las Fuentes, donde lleva desde 1º de Infantil. También coincide en que al ser menos alumnas «nos conocemos todas, sean de tu misma edad, mayores o pequeñas y todas estamos dispuestas a ayudarnos en todo lo que podamos».

Foto: Fernando Díaz

La sonrisa de Andrea no deja sitio a las dudas: ella es feliz en su colegio. «Los profesores te lo explican todo súper bien y mi tutora de apoya, me motiva y me cuida mucho. Cuando tengo algún problema con alguna amiga y me enfado, porque con esta edad nos enfadamos mucho, ella me aconseja que hable con ella y lo arreglemos».

Académicamente subraya la importancia de los idiomas y cómo ella ya los tiene interiorizados. «Los hablas desde pequeña y eso te ayuda mucho y si viene alguien nuevo que no tiene el mismo nivel, no pasa nada, entre los profesores y las compañeras le apoyamos en todo lo que podemos».

Yordan Petrov, 2º de la ESO

Este es su segundo curso en Las Fuentes, pero se siente como en casa. «Cuando llegué no me esperaba que mis compañeros se juntaran tanto a mí y me ayudaron mucho. Y los profesores, son tan cercanos… y eso me alegró muchísimo». Los comienzos no son fáciles para nadie, pero «me sorprendió muchísimo que los profesores te lo hacen todo muy fácil, porque se concentran en ti y en tus necesidades». En el caso de Yordan, el Francés y el estudio con el iPad eran su talón de Aquiles, nada que no se haya solucionado ya con el apoyo de amigos y docentes. «‘Si no lo entiendes, pregunta sin vergüenza’, me dicen, y eso te da mucha confianza».

Foto: Fernando Díaz

Además, Yordan no deja pasar por alto el papel que hacen los tutores con todos los alumnos. «Me vino muy bien tener una persona a la que poder contarle mis cosas, porque yo tenía mucho dentro y necesitaba soltarlo. Y contar con alguien que sabes que te va a guardar el secreto…, se agradece».

No cabe duda de que la experiencia de Yordan en el colegio es más que satisfactoria y más si tenemos en cuenta «todo lo que me han ayudado a socializar. Antes no lo hacía y estaba muy cerrado. Pensaba que no me iban a aceptar y ahora tengo muy buenos amigos».

«Los padres también estamos muy acompañados»

Silvia Bretón, madre de Mateo, que se ha incorporado a la ESO este año en Alcaste-Las Fuentes, eligió el centro por el estudio en varios idiomas y la figura del tutor personal. «No hemos visto esta figura en ningún colegio con esa implicación, nos ha encantado. Es una herramienta muy buena para la etapa de la adolescencia».

Los mitos también rodearon a la decisión de llevar o no a Mateo al centro, pero «nos hemos dado cuenta de que hay mucha desinformación entre la gente sobre él. Por ejemplo, muchas personas nos decían que es un colegio privado cuando es un centro concertado al que puede ir cualquier persona. Así que lo mejor es conocerlo y formarse uno su propia opinión».

En cuanto a la adaptación, Silvia la califica como intachable. «Para nada se ha sentido diferente a los demás a pesar de que en su clase muchos de ellos están juntos desde infantil. Estamos encantados y en un par de años queremos llevar también a nuestra hija pequeña al colegio».

Además, esta madre destaca la implicación del colegio con las familias y hace hincapié en las charlas para padres que se llevan a cabo. «Fuimos mi marido y yo y aprendimos mucho. Ahora nos sentimos más formados. Aunque nuestros hijos sean estudiosos y responsables, la adolescencia es una etapa de cambios para la que como padres debemos estar preparados para poder entenderlos, apoyarlos y orientarlos. Sentimos que estamos muy acompañados por el colegio».

El Plan Integral de Alcaste-Las Fuentes así como los testimonio de padres y alumnos del centro son garantía de la positiva integración que tiene el nuevo alumnado que se incorpora al centro educativo.

Además de la metodología educativa, el acompañamiento personalizado hace posible que familia y colegio, trabajando juntos, puedan ayudarles a ser felices y sacar todo su potencial en estas decisivas etapas.

Subir