Gastronomía

La mejor conjugación de dulce y salado está en La Laurel: EntreTapas 941

Sabores diferentes y explosivos; mezcla de dulce y salado en un solo bocado; experiencias de siempre y de ahora en tu paladar. Si se te hace la boca agua, EntreTapas 941 es tu lugar. Una selección gastronómica llena de contrastes en plena calle Laurel.

Hasta una de las calles más famosas de España llegó allá por 2019 María Méndez con su idea de mantener la esencia pura de los bares de La Laurel de toda la vida. Trabajadora en la hostelería durante 20 años, después de vivir en el extranjero se armó de valor para cumplir un sueño: montar su propio negocio en la capital riojana. «En estos últimos años los bares están cambiando mucho, todo deriva hacia lo ‘chic’ y yo quería mantener ese carácter de tasca de siempre, con su madera, su ambiente…».

La pandemia se interpuso en el camino, pero poco a poco «vamos recuperando fuerza y ya se va notando el movimiento». María explica que con tanta apertura y cierre «no está siendo fácil y más teniendo en cuenta que el público siempre va a lo que conoce, y nosotros llevamos tres años interrumpidos», pero la especialidad del bar, el solomillo de cerdo con piña a la plancha es su mejor carta de presentación.

A María le encanta la conjugación de lo dulce y lo salado y «quería algo que no hubiera en ningún otro bar». De ahí el solomillo y el pincho de foie con compota de manzana. Pero, además puedes disfrutar ‘entreRaciones’, siendo la más demandada la de embuchado riojano o sus famosas patatas Diavolo. «Nosotros hacemos todas las salsas y estas patatas se sirven con picante o alioli. Pican, sí, pero solemos poner la salsa aparte para que el cliente se la sirva a su gusto».

Además, si cruzas la puerta de EntreTapas 941 no podrás resistirte al sabor de los sacos de pechuga de pollo con salsa Strogonoff. «Al principio este plato lo servíamos en cazuelita pero no tenía la misma vistosidad. Luego vimos que con unas tortillas de trigo hechos saquitos se pedían más y así lo servimos».

El rollito de carne picada con salsa barbacoa es otro de los pinchos que no puede faltar, junto con la vieira de rape y gamba acompañada con un espumoso de alioli o queso. «Los crujientes de pollo son otra de nuestra especialidad porque no son como los típicos nuggets o fingers, y también tenemos puntillas, pimientos del Padrón, sartenes de huevos rotos… En definitiva, una combinación muy especial de cosas clásicas y diferentes».

Las ideas bullen en la cabeza de María, que promete seguir creando y ofreciendo la mejor cocina riojana con el toque EntreTapas 941.

– Dirección: Calle del Laurel, 25, Logroño

– Teléfono: 941 20 85 75

Subir