Deportes

Félix Revuelta: «¡Me da un infarto si veo el fútbol, no me dejéis ir si queréis que dure mucho tiempo!»

Foto: UD Logroñés | Un equipo no apto para cardíacos

El presidente de la UD Logroñés, Félix Revuelta, ha lanzado un mensaje claro a la plantilla: «¡Que sean hombres y que ganen! Que hay que ganar y nada más. Tenemos una oportunidad y no la podemos perder. A ver si ganamos los cuatro partidos; si ganamos tres, también puede ser posible. El equipo estaba funcionando bien, hemos tenido seis lesionados y nos ha roto todo el esquema. Hemos tenido que convocar jugadores del filial y también nos lo ha descabezado».

Revuelta ha confesado que volverá a Logroño el día del derbi frente a la SD Logroñés (15 de mayo), pero no acudirá al partido: «Me da un infarto si lo veo, tengo 75 años ya; no me dejéis ir al fútbol si queréis que dure mucho tiempo». Y es que la UD Logroñés es un equipo no apto para cardíacos.

A estas alturas de temporada, los blanquirrojos se sitúan sextos con 53 puntos, dos por debajo del playoff de ascenso. Pero dependen de sí mismos. Forzados por la situación deportiva, la entidad decidió sustituir a Mere Hermoso por Albert Aguilá hace cuatro jornadas: «Yo mantengo los entrenadores mientras el equipo esté con ellos. Tengo un par de jugadores de confianza, contacto con ellos y cuando me dijeron que el equipo ya no creía en el entrenador, entonces había que cambiarlo».

También ha comparado la situación de Hermoso con la que vivió Sergio Rodríguez en Segunda División: «El equipo estaba con Sergio, no iba a poner un señor nuevo, ¿cuántos equipos han descendido cambiando hasta dos o tres veces de entrenador? No soy amigo de cambios, es importante elegir bien al entrenador y tengo claro que hay que elegir gente de la casa». Con una vista todavía más al pasado y desparpajo, ha hablado sobre otro técnico anterior. «¿Os acordáis de Berges, que vino de Córdoba? Madre mía… es que las zonas son zonas, un andaluz viene aquí y ve las cosas de otra manera».

Y pasando a la actualidad, ha subrayado como positiva la labor de Albert Aguilá: «Yo lo veo bien, el equipo está motivado, la gente le aprecia y las circunstancias son las que se ha encontrado: un equipo desmotivado y ha tenido que motivarles. Ha tenido mala suerte, el portero titular (Serantes) está lesionado y confío en que esté de aquí a dos partidos; es el mejor de la división. Tenemos que luchar con todos los inconvenientes, aquí también vamos a tener que luchar con el Ayuntamiento a ver si nos aprueba los trámites».

Objetivo: recuperar la conexión equipo-afición

Posteriormente, Revuelta se ha dirigido a la grada: «No me gustó mucho el comportamiento de la afición en el Día del Club, no sé qué pasó en esa desconexión entre la directiva y la afición. Era un día que hay que apoyar al club, y hay que apoyarlo. Un día del Club lo hacen todos los equipos, algunos hasta dos veces. Hubo un poco como huelga y eso no puede ser nunca: al club hay que animarlo siempre. Como dice el Liverpool, nunca camina solo. Tenemos que copiarle, el equipo nunca puede estar solo».

Por ello, espera que Las Gaunas sea un hervidero ante el Zamora este domingo (17 horas): «Tenemos que estar todos allí, ya que no puedo estar yo (por los nervios); que vayan ellos. Que venga todo el mundo a a animar, yo creo que el club ha hecho cosas. Si el calor de la afición no existe, apaga y vámonos. Ayer ganó el partido del Real Madrid la afición. Eso es lo que hace el Madrid, luchar hasta el último minuto y no rendirse. A ver si aprendemos un poco nosotros».

El club trabaja en llegar al playoff de ascenso, para lo que depende de sí mismo: «Creo que tenemos un gran equipo» ¿Y si no se consigue? «No hablo de fracasos, es un camino que hay que recorrer. Hemos estado muchos años luchando, siempre a las puertas y un año lo conseguimos. Al año siguiente por circunstancias (pandemia), bajamos. El camino del fútbol es este, habrá años de gloria y otros que no. Es fútbol».

Subir