La Rioja

Control de precios y subida de salarios: lemas sindicales del Primero de Mayo

El control de los precios y el incremento de salarios son los lemas principales de los sindicatos mayoritarios para un Primero de Mayo «normal» tras dos años de pandemia, marcado por las consecuencias de la guerra en Ucrania y por la advertencia a los empresarios de movilizaciones en caso de que no accedan a negociar, en especial el incremento salarial.

Así lo han explicado los secretarios generales de UGT y CCOO en La Rioja, Jesús Izquierdo y Jorge Ruano, respectivamente, en una conferencia de prensa en la que se han referido a la celebración del Primero de Mayo, el próximo domingo, con una manifestación por el centro de Logroño como acto central.

«La primera exigencia que tenemos es que se tomen medidas para controlar los precios, porque no puede ser que los trabajadores sean los que paguen las consecuencias de la guerra», ha subrayado Izquierdo, que ha incidido en la «solidaridad» con el pueblo ucraniano y ha admitido que la «invasión de Rusia condiciona la recuperación».

Así, ha incidido en que la subida de precios actual «no se conoce en los últimos 40 años, motivada especialmente por el coste ce la energía» y por ello «nuestra primera exigencia el Primero de mayo es que se tomen medidas para el control de precios».

Se ha mostrado convencido de que la propuesta hecha por España a la Unión Europea sobre el precio del gas «seguro que redundará en una bajada de la factura energética» pero «es imprescindible subir los salarios para que los trabajadores no seamos los únicos en asumir las consecuencias de la situación actual», ha subrayado el dirigente de UGT.

Así, ha hecho un llamamiento a la patronal riojana a que asuma esa situación y se siente en las mesas de negociación colectiva de convenios.

También ha demandado a las administraciones «un escudo protector para los más vulnerables» y aunque reconoce que «se ha hecho un esfuerzo» considera que «no es suficiente y hay que ayudar más a quien más lo necesita».

El Primero de Mayo es también, ha considerado Izquierdo, un momento para reivindicar «los éxitos del diálogo social en los dos últimos años» que han propiciado el incremento del salario mínimo interprofesional y de las pensiones, además de la reforma laboral por la que se ha pasado de que «el 7 % de los contratos fuera indefinido a entre un 20 % y un 30 %».

Cree, ha asegurado, que es el momento de «avanzar en derechos» como la reducción de la jornada laboral a 32 horas o «una reforma de la fiscalidad» porque «no estamos de acuerdo con la rebaja generalizada de impuestos que proponen algunos» porque «hay que reforzar el estado de bienestar y para ello tienen que pagar más quienes más pueden».

Por último ha incidido en la necesidad de pone en marcha, en un corto plazo, la Estrategia de Seguridad y Salud en el Trabajo de La Rioja, con la implementación de la figura de los delegados territoriales de prevención. Ruano, por su parte, ha incidido en la necesidad de un incremento de salarios «a lo que se niega la patronal» y «eso nos lleva a un escenario de conflicto para los próximos meses», ha pronosticado.

«La guerra ha venido a complicar el escenario de recuperación», ha afirmado y «ante eso hay que tomar medidas para contener los precios a medio y largo plazo» y «acometer una reforma fiscal acorde con los ingresos que necesita el país».

En La Rioja, el incremento del ingreso mínimo vital o la renta de ciudadanía «son pasos que había que dar, pero tenemos otras cuestiones sin resolver» , ha dicho.

Ruano ha acusado directamente a la patronal riojana de «negarse» a abordar la subida de salarios «que es necesario» ante lo que «se plantea una escenario de conflicto en los próximos meses», ha afirmado y ha incidido en que «para la inflación el riesgo no son los sueldos, como se ha demostrado durante un largo periodo de incremento sin que subieran los precios».

«Al contrario, de lo que hay riesgo ahora es de un desplome del consumo y eso si que sería un riesgo para la comunidad y para el país», ha asegurado del dirigente de CCOO, que ha reprochado el que «desde la patronal se escuchen discursos que no solo se niegan a hacer mejoras, sino que van en contra de lo firmado en salario y jornada laboral».

Algo que, unido a la situación económica, «es el caldo de cultivo a populismos y extremismos de derechas» pero «no hay mayor riesgo para la democracia que la desigualdad y eso es lo que hay que combatir» en una negociación colectiva que «va a ser complicada».

Porque, ha concluido, «la patronal riojana debe entender que ya toca hablar de salarios, de igualdad y de siniestralidad laboral», una materia en la que también ha repetido la exigencia de la puesta en marcha de los delegados de prevención territoriales.

Subir